Vista general de La Vega. / Reportaje gráfico de José C.Castillo

Paseando Por Arroyo

Vida tranquila y residencial con todo lo necesario

La urbanización La Vega comenzó su desarrollo a principios de los años noventa y a día de hoy residen 4.000 arroyanos en sus parcelas y viviendas

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTE Arroyo de la Encomienda

El barrio de La Vega, que bien puede ser también denominado urbanización, es la parada de este mes en los Paseos por Arroyo, que se reanudan tras el descanso veraniego. Estamos ante una zona residencial, tranquila, dotada con todo lo necesario para una vida confortable alejada lo justo de la capital, que comenzó su desarrollo urbanístico a principios de los años 90, que es cuando datan las primeras promociones de viviendas adosadas. La Vega ha experimentado un importante crecimiento poblacional desde entonces acorde al aumento de las construcciones. Ha sido una zona de gran éxito en la década de los años 90, en los que muchas familias decidieron fijar ahí su proyecto de vital.

Hoy se encuentran ocupadas y desarrolladas más del 90% de sus parcelas con viviendas unifamiliares, promociones de adosados y viviendas en edificios con soportales, de no más de cuatro alturas, en la zona más comercial de la urbanización, en cuyos locales y bajos se asientan comercios y establecimientos hosteleros y donde se concentra la actividad social de las familias del barrio.

La población empadronada en La Vega se sitúa hoy en las 3.387 personas, aproximadamente el 16% de la población de Arroyo de la Encomienda, aunque es un barrio en el que no es difícil adivinar que la cifra de convivientes supera ampliamente los cuatro millares de personas. La Vega es el tercer barrio más poblado de Arroyo hoy en día, por detrás de La Flecha (6.309) y Las Lomas (4.609).

Amplios espacios para los peatones, el aparcamiento y la calzada definen la zona.

Sin duda que el mejor espacio natural de La Vega, auténtico patrimonio natural, es el parque lúdico de la ribera del río Pisuerga. Es un paraje cuidado con mimo por los servicios de limpieza y jardinería del Ayuntamiento de Arroyo, que depende también de la Confederación Hidrográfica del Duero. Es un lugar habitual de paseo, deporte, mascotas, niños, y ocio a lo largo de algo más de ocho kilómetros que recorren de forma habitual cientos de arroyanos así como muchos vallisoletanos. Su extensión abarca desde Arroyo Núcleo, donde se ubica el Parque del Socayo, hasta Monasterio, junto al hotel AC Palacio de Santa Ana, pasando por detrás de Hipercor. El recorrido ha sido mejorado y ampliado de forma sensible en los últimos años y está iluminado al anochecer.

Los espacios son amplios en esta zona del paseo, con gran arbolado, zonas ajardinadas, parques caninos y senderos para todo tipo de actividad. Nada más sobrepasar la parte trasera de los excelentes campos de fútbol y rugby de La Vega llegamos al anfiteatro, un espacio natural al aire libre concebido para ofrecer espectáculos en época de bonanza climatológica bastante utilizado este pasado verano. Algo más adelante existe una zona de huertos urbanos.

Parque infantil en La Vega.

Instalaciones deportivas

Respecto a las instalaciones deportivas de La Vega, a los citados campos de fútbol y rugby, centro de reunión a diario en las tardes con los entrenamientos de los distintos equipos del municipio, con mayor presencia de público los fines de semana, se suma el polideportivo de La Vega y la zona de Vega Sport. El polideportivo alberga entrenamientos y partidos oficiales de competición nacional y autonómica de los equipos del Club Baloncesto La Flecha, así como distintas actividades de vóley y algunas más, mientras que el tenis y el pádel acaparan el protagonismo de Vega Sport.

Parque infantil en La Vega.

El hotel La Vega, inaugurado en el año 1997, y el Aparthotel Ribera son los dos establecimientos hoteleros de la urbanización, que acoge habitualmente turistas, viajeros, comerciales, trabajadores de todo tipo, familias y eventos festivos, con especial atención a comuniones y bodas, así como convenciones y presentaciones empresariales.

La iglesia de Santa María de la Vega es una moderna construcción arquitectónica que acoge a diario y, especialmente los fines de semana, a los feligreses de la zona. Obra del arquitecto Elesio Gatón, consagrada el 15 de noviembre del año 2009 y presidida en el altar mayor por una talla del siglo XVII de un Cristo crucificado recuperado de los sótanos del Museo Diocesano. La parroquia de La Vega se trata, probablemente, de la que mayor actividad pastoral infantil desarrolla durante el año en la diócesis, con decenas, sino cientos de niños acudiendo cada fin de semana a catequesis de Primera Comunión.

Rotonda distribuidora del tráfico.

Preocupación por los accesos

La creciente población de La Vega es una preocupación municipal respecto a los accesos a la urbanización y a Arroyo. Hay tres accesos importantes a La Vega, una desde la avenida de Salamanca, en la rotonda bajo la VA-30, otra por la parte de atrás, paralela al río Pisuerga, por la avenida de Colón, desde la rotonda de Gabarrón y pasando por la Casa de la Música y el Teatro, y el acceso desde la A-62 en la salida hacia Arroyo y Ciguñuela en ambos sentidos de la autovía.

El proyecto de modificaciones previstas por el Ministerio de Fomento al actual trazado de la A-62 en su tramo entre Simancas y Cigales afecta sensiblemente a Arroyo de la Encomienda y a sus vecinos. Las alegaciones presentadas instan a revisar el estrangulamiento que se produciría en La Vega y sus accesos, dificultando el tráfico, que aumentaría especialmente con el pesado al desaparecer uno de los accesos principales, desviar el tráfico y seguir sin permitir una salida natural hacia el norte por la A-62. En la actualidad solo existe salida en dirección sur y así parece que seguirá salvo que prosperen las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Arroyo al proyecto que quita el sueño a los más de 21.000 vecinos del municipio.

Hostelería, servicios y alimentación

En la urbanización La Vega hay registradas 50 empresas de diversa tipología y sectores, destacando la hostelería y los servicios, además de la alimentación. Los supermercados que flanquean los dos accesos de la urbanización por carretera, Froiz y Alimerka, prestan servicio a sus más de 4.000 vecinos a diario, junto a la frutería Yoli 2.

A partir de ahí, el sector de la salud, belleza y estética está presente con Nails Beauty, Ritual, Yeyuk, Victoria Gómez, y Cum Laude. Las empresas de servicios están representadas por firmas de prestigio como Gasdeca, Castelium, ANB, Consultax, Preve-Olid, Endocreativos, IQ Services, Cuneo, Vialgo, Photogenic, Carlos Lozano, Jacpro, Ingevega, o Chiquiprecio. Hay una destacada presencia de centros de formación y academias en La Vega, destacando Smart Bees, Eurolingua, Wonder English, Autoescuela La Vega, Minicole, y la Casa del Duende.

La hostelería de La Vega se concentra principalmente en dos plazas ajardinadas con juegos infantiles en la calle José Luis Lasa, epicentro de la actividad en las tardes y fines de semana. Destacan Ubi La Vega, BBLO, Glass, Rodaball, La Parva, Arbeyu, Rincón Tablero, y López Mañoso. Otro tipo de empresas completan un amplio abanico de opciones, como Lacera Integra, Balancom, Trazos, Piruletas, y Fisiovega, donde Javier pone a tono y recupera cuantas lesiones caen en sus expertas manos.

La Vega cuenta con el colegio con mayor número de alumnos de Arroyo, el Margarita Salas, un CEO línea 3 con alumnos de Educación Infantil y Primaria y 660 alumnos matriculados en el curso escolar que acaba de dar comienzo.

Iglesia de Santa María de la Vega, del arquitecto Elesio Gatón.

La urbanización La Vega tiene una planificación urbanística cuidada y prevista en sus años de inicio que aporta una zona central amplia para que quien lo desee pueda pasear, con zonas de umbría y zonas de descanso. Hablamos de las calles Hernán Cortés, Magallanes, Díaz del Castillo y Pánfilo de Narváez, partiendo de la plaza de las Cortes de Castilla, pasando por Rodrigo de Triana para terminar en la calle Francisco de Pizarro, en cuya rotonda se comenzaron a construir las primeras viviendas adosadas hace más de 30 años.

La mayoría de calles de La Vega tienen nombre de colonizadores y grandes descubridores, como habrá podido adivinar el lector en la descripción anterior, a sumar la avenida de Colón, y las calles Tratado de Tordesillas, Bartolomé de las Casas, Vázquez de Coronado, Juan Ponce de León, Pedro Alvarado, López de Legazpi, Orellana, Juan de la Cosa, Isabela o Juan Sebastián Elcano, entre otras.