Plantilla del Unión Arroyo que afrontó el partido por el ascenso en Sevilla frente al filial del Betis. / Jota de la Fuente

El Unión Arroyo cae en Sevilla ante el Real Betis en la fase de ascenso de fútbol sala

Derrota por 3-1 a partido único en la pista del campeón del grupo V nacional

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTE Arroyo de la Encomienda

El equipo de fútbol Sala del CD Unión Arroyo vendió cara la derrota que impide su ascenso a segunda división nacional tras caer en Sevilla en el feudo del Real Betis B, filial del equipo de División de Honor y que había terminado como campeón del grupo V, motivo por el que se benefició del factor campo en una eliminatoria jugada a partido único y que concluyó con derrota de los vallisoletanos por 3-1.

El comienzo del partido tuvo una intensa presión que materializaba los jugadores del Real Betis B. Querían imponer su ritmo al partido pero el Unión Arroyo supo sufrir el acoso a la portería. Los béticos se toparon con un Jairo inconmensurable, muy acertado durante todo el encuentro. El Unión Arroyo jugó muy concentrado y firme en defensa e impidió al equipo andaluz introducir el balón en la portería visitante.

El primer gol local llegó por mediación del pívot Juanan que, con un excelente control y dominio de balón, marcó el 1-0 (min. 18). El Arroyo no se amilanó y Adri, en una buena jugada, lanzó un buen disparo que rechazó el palo, llegando al descanso con el solitario gol bético. En el segundo tiempo más de lo mismo, dominio del equipo local y el Unión Arroyo manteniendo la fuerte defensa. La insistencia del equipo local obtuvo sus frutos en una jugada muy bien elaborada que sirvió para que Pablo marcara el 2-0. José Luis, entrenador del Unión Arroyo, optó por sacar portero jugador para poder equilibrar el resultado. Se movió el balón con mucho criterio y el Betis B supo sufrir en defensa y, en una jugada muy rápida de los de Arroyo, los locales robaron el balón en su portería y golpearon a puerta vacía. Javi Cabezas, que hacía de portero, replegó lo más rápido posible y desvió el balón de la trayectoria hacia portería, pero tocó el balón fuera del área por lo que fue expulsado. Desde el lugar donde se cometió la infracción Raúl Jimenez marcó de fuerte disparo el 3-0 en el minuto 36.

El partido estaba prácticamente del lado de Real Betis B, pero el Unión Arroyo insistió y manejó el partido en los minutos finales. Fruto de esa insistencia se logró el gol de la honra, el 3-1 obra de Virgi en el último minuto del choque.

Destacada presencia de aficionados del Unión Arroyo en Sevilla, así como de medios de comunicación desplegados para informar sobre el partido. / Jota de la Fuente

Punto final a un sueño de los arroyanos ante un gran equipo, el Real Betis formado por chicos muy jóvenes fichados de diferente puntos de España con la idea de poder alimentar en lo posible al primer equipo de primera división. Hubo presencia de familiares y amigos del Unión Arroyo en las gradas, alrededor de 35 personas, que viajaron hasta la capital hispalense para animar con sus cánticos y banderas al Unión Arroyo.