Sarbelio Fernández Pablos, alcalde de Arroyo de la Encomienda en el polígono Industrial de la Encomienda, con las naves municipales en alquiler al fondo / CARLOS ESPESO

Arroyo, elección de futuro

«Que tantos empresarios hayan optado por desarrollar sus proyectos en Arroyo, demuestra que somos un destino atractivo»

Sarbelio Fernández Pablos, alcalde de Arroyo de la Encomienda

Laura Negro
LAURA NEGRO

Arroyo de la Encomienda sigue poblándose con nuevas empresas tanto de carácter innovador como tradicional, que ven en el municipio el lugar ideal para emprender. Esto se debe al esfuerzo del equipo de gobierno por apostar por un modelo de municipio moderno, sostenible y accesible para todos. Su alcalde, Sarbelio Fernández, analiza en esta entrevista, los avances que se han producido en Arroyo en los últimos años y el futuro que desea para el municipio que lidera.

Alcalde, desde el Ayuntamiento se está poniendo la alfombra roja para la entrada de nuevas empresas en el municipio. ¿Qué beneficios conlleva para los arroyanos la presencia de estas empresas?

Arroyo es el lugar idóneo para emprender y vivir. Un municipio con un tejido empresarial sólido y en crecimiento, es garantía de futuro y riqueza y creación de empleo. La simbiosis entre calidad de vida y tejido empresarial es la esencia misma de la sostenibilidad de nuestro modelo de vida. El crecimiento acompasado de estos dos factores se retroalimenta de forma privilegiada en Arroyo, crecemos en todos los ámbitos y lo hacemos de forma sostenible. Esto permite que nuestros vecinos disfruten de los servicios que ofrece el municipio y que eso, a su vez, haga más atractivo a las empresas su instalación en nuestro término municipal.

¿Qué ventajas competitivas ofrece Arroyo como destino empresarial?

Empezando por su ubicación y comunicaciones, garantiza el acceso a un amplio mercado y se complementa con una oferta de espacios y modernas dotaciones e infraestructuras que responden a cualquier demanda, desde grandes empresas que encuentran su lugar en el Polígono La Encomienda, a negocios de servicios que atienden a una población en crecimiento. Nuestro alto nivel de calidad de vida complementa nuestra idoneidad como espacio empresarial, al ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de vivir en un municipio con todas las prestaciones y servicios de una gran ciudad, manteniendo el confort y facilidades de una pequeña ciudad amable para vivir. Un entorno verde y abierto, el ahorro de tiempo y recursos en los desplazamientos que, entre otras ventajas, facilita la conciliación familiar y laboral, el acceso al ocio, al deporte o a la cultura, son atractivos imprescindibles que cada vez se tienen más en cuenta en el desarrollo de un proyecto empresarial. Desde el Ayuntamiento hemos apostado por ofrecer las mejores condiciones aprobando nuevas bonificaciones fiscales en el IBI, IAE o ICIO, apoyando y primando la inversión dirigida a la instalación y a la ampliación de empresas y a la generación de empleo estable.

¿Cómo valora el primer año de andadura del proyecto «Arroyo, ciudad de empresas»?

Para el desarrollo de esta iniciativa hemos contado con la participación de la Cámara de Comercio de Valladolid. La intención es destacar nuestras fortalezas y mostrarnos como el municipio joven, dinámico y emprendedor que somos. Esa imagen la hemos proyectado fuera de nuestra comunidad en distintos foros en los que participa la Cámara. Además, hemos centrado los esfuerzos en determinados sectores especialmente aquellos que entendemos que mejor pueden encajar en nuestra oferta: logística, industria de alto valor añadido, empresas verdes, agroalimentarias, servicios personales y de proximidad, startups, servicios profesionales, son algunos de los ejemplos de pymes que tienen un encaje perfecto en Arroyo. Esta es una labor de siembra que estamos convencidos que conseguirá sus frutos.

Sarbelio Fernández en el polígono La Encomienda / CARLOS ESPESO

¿Hay conversaciones con nuevas empresas que se están pensando instalar en Arroyo?

Desde el Ayuntamiento mantenemos contacto con varios interesados, pero siempre he hecho gala de actuar con una responsable prudencia. Las iniciativas que han fructificado se han anunciado cuando ya eran una realidad. En los últimos tres años se han instalado en Arroyo 89 nuevas empresas, 28 durante 2020, 36 en 2021 y 25 en lo que llevamos de 2022. Que en unos años tan duros para la iniciativa empresarial tantos empresarios y emprendedores hayan optado por desarrollar sus proyectos en Arroyo es muestra de que somos un destino atractivo.

Arroyo también se nutre gracias al pequeño comercio. ¿Cómo se está potenciando?

Arroyo está declarado municipio de interés turístico comercial. Contamos con grandes espacios comerciales con una oferta de calidad que atrae anualmente miles de visitantes de toda la comunidad y, lo más importante, con muy buenas perspectivas de futuro y ambiciosos proyectos que conllevan una importante inversión económica y creación de nuevos puestos de trabajo.

Además de esa oferta comercial al exterior, crece la interior. Arroyo sigue aumentando en población y nos encuadramos entre las localidades con mayor renta bruta per cápita de Castilla y León. Como consecuencia, el crecimiento de las necesidades de nuestros vecinos demanda más servicios de todo tipo: comercio especializado de proximidad, servicios personales, oferta educativa complementaria, hostelería, ocio. Un ejemplo es que, en este momento, cuatro de las más importantes cadenas de supermercados están construyendo nuevos equipamientos en Arroyo.

Para seguir aumentando determinados servicios dependemos de otras administraciones como es el caso de las farmacias. Por nuestro número de habitantes deberíamos contar con más del doble de las actuales y confiamos en que la Consejería de Sanidad atienda con celeridad esa demanda ya planteada desde hace años.

¿Qué proyectos tienen planteados para que Arroyo siga creciendo a nivel empresarial?

Mantener y potenciar nuestro atractivo como destino empresarial es una suma de factores. Si nos ceñimos a los espacios industriales estamos trabajando en el proyecto de ampliación del polígono industrial, pero destacar sólo eso sólo sería una política cortoplacista y este Ayuntamiento considera imprescindible poner por encima de todo a las personas. Por ese motivo seguimos trabajando en incrementar la calidad de vida de nuestros vecinos. Si los arroyanos disfrutan de los mejores servicios, las empresas tendrán más y mejores posibilidades de ofrecer puestos de trabajo atractivos en un entorno amable y, de verdad, sostenible. Hemos puesto mucho empeño en que este pueblo aproveche potencialidades tan grandes como sus infraestructuras o las comunicaciones, pero siempre teniendo muy en cuenta factores como la juventud de nuestro municipio o su altísimo nivel formativo.

Crecer podrá entenderse sólo como una cuestión de metros cuadrados, pero desde este Equipo de Gobierno entendemos y apostamos porque esos metros cuadrados tengan en nuestros vecinos a sus verdaderos protagonistas. De nada sirven los proyectos faraónicos si en el centro de los mismos no están las personas.