Luis Vázquez de Prada, gerente de la administración 'La Rana de Oro', vendió una serie del Gordo en el Sorteo Extraordinario de Navidad y otra de un quinto premio / A. MINGUEZA

La suerte está en Arroyo

La administración de lotería 'La Rana de Oro' del Centro Comercial Rio Shopping ha repartido más de 6,1 millones en premios, en tan sólo un mes

Laura Negro
LAURA NEGRO

Luis Vázquez de Prada vuelve a estar de enhorabuena. No hace más que repartir premios. Él es el gerente de la Administración de Loterías La Rana de Oro, en el centro comercial Rio Shopping de Arroyo de la Encomienda. En tan sólo un mes ha repartido más de 6,1 millones de euros con la Lotería de Navidad, la Lotería Nacional, La Primitiva y la Bonoloto. Una auténtica lluvia de millones. El último gran premio ha sido el del pasado lunes 9 de enero, cuando vendió uno de tres boletos acertantes de Segunda Categoría del sorteo de la Bonoloto. Un boleto que llevaba consigo 57.118,72 euros. El premio también recayó en Alicante y Cullera (Valencia). La combinación ganadora estuvo formada por los números 1, 37, 39, 18, 31 y 23. El complementario correspondió al 44 y el reintegro, al 8.

Todo comenzó el día 8 de diciembre cuando Vázquez de Prada y su equipo, repartieron 30.000 euros con el Sorteo de la Lotería Nacional y un tercer premio de La Primitiva con otros 64.000 euros. El pellizco más importante y con el que soñaba este lotero, vino con el Gordo del reciente sorteo de Lotería de Navidad, una serie de un quinto premio, un décimo de otro cuarto y varias pedreas. En total, 5,2 millones de euros, que no fueron los últimos, ya que el 29 de diciembre, La Primitiva trajo la suerte en forma de 82.000 euros a los que hay que sumar, 600.000 del Sorteo Extraordinario del Niño y los 57.118 de este lunes pasado.

«Es una pasada», dice este lotero que regenta esta administración en el centro comercial desde 2015. «Éste último año ha sido muy bueno, ya que hemos entregado importantes premios, pero lo de este último mes, ha superado todas nuestras expectativas. Los clientes nos están dando la enhorabuena y se está notando que está viniendo mucha gente nueva a comprar. En el Sorteo del Niño nos quedamos sin lotería, todo lo que vendimos al final, era de máquina. Ojalá siga la racha», desea.