SISEPA no encuentra apoyos suficientes para la moción de las «urbanizaciones fantasma de Arroyo»

Adosados abandonados de la constructora Flores en la confluencia de la calle Sierra de Gredos y la avenida de Aranzana. /El Norte
Adosados abandonados de la constructora Flores en la confluencia de la calle Sierra de Gredos y la avenida de Aranzana. / El Norte

Solo el PSOE apoyó a Antonio Olmo, «porque lo que solicita ya se está haciendo», alegó José Manuel Barrio, alcalde de Arroyo

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Antonio Olmo, portavoz del grupo municipal SISEPA, solicitó esta semana en el pleno municipal de Arroyo de la Encomienda correspondiente al mes de marzo que se intervenga para terminar con las «urbanizaciones fantasma, construcciones inacabadas y parcelas abandonadas», según señaló.

En la exposición de los argumentos, Olmo explicó que el paisaje urbanístico de Arroyo de la Encomienda «nos ha dejado múltiples ejemplos de la voracidad inmobiliaria previa a la crisis del pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica de 2008». Son varios los edificios abandonados en Arroyo de la Encomienda que son objeto permanente de pillaje y actos vandálicos y que además suponen un riesgo muy alto de accidentes «ya que nos consta que son ocupadas por grupos de jóvenes como lugar de divertimento. Asimismo, algunas de estas urbanizaciones abandonadas sufren igualmente el descuido de sus aledaños por falta de mantenimiento del propio ayuntamiento», explicó el portavoz de SISEPA.

Desde el grupo municipal Sí Se Puede Arroyo se ha pedido en reiteradas ocasiones al equipo de gobierno que se pongan en marcha los expedientes administrativos y recursos municipales que sean necesarios para corregir los grandes problemas que el municipio tiene con respecto a las urbanizaciones abandonadas. El ayuntamiento ejerce las advertencias y medidas de presión en tanto sus técnicos municipales son capaces de identificar y localizar a los propietarios -cuestión nada sencilla en muchos casos- y hasta donde la ley permite advertir, sancionar o actuar, según los casos. Pero siempre teniendo en cuenta que son propiedades privadas, responsabilidad de sus propietarios, sin que el ayuntamiento pueda o deba entrometerse en algunos aspectos más allá de sus competencias y posibilidades.

Estructura popularmente conocida como el 'esqueleto', frente al Xperience, en la avenida de Aranzana.
Estructura popularmente conocida como el 'esqueleto', frente al Xperience, en la avenida de Aranzana. / El Norte

En el año 2018, «nuestro alcalde, José Manuel Barrio, al ruego de este portavoz se comprometió a iniciar algún expediente administrativo para encauzar la resolución de algunos de estos problemas», indicó Olmo. Al pleno de aprobación de los presupuestos municipales para el año 2019, «este grupo municipal presentó una enmienda para dotar el servicio de urbanismo de más personal para la tramitación y colaboración en este tipo de expedientes urbanísticos, nuestra propuesta fue rechazada», según explicó Antonio Olmo.

A juicio de SISEPA, a dos meses de finalizar la legislatura la actual corporación municipal IPAE-PP «no ha movido ficha para resolver el problema de las urbanizaciones fantasma en Arroyo de la Encomienda, siendo éste un problema que preocupa sobremanera a nuestros vecinos».

SISEPA ve un mayor problema en el abandono de las aceras, calles y aledaños de algunas de estas urbanizaciones y en particular la urbanización fantasma ubicada en la confluencia de las calles Sierra de Gredos y calle Páramo. «El estado de abandono absoluto se debe a la negligencia del ayuntamiento al no intervenir en una zona conocida por la existencia de peligro para la seguridad y la salubridad pública: ausencia de la práctica totalidad de tapas de registros, la alarmante falta de tapa de una arqueta de grandes dimensiones a escasos centímetros de la acera. La presencia incluso de obstáculos fijos como un bloque de hormigón pegado en el pavimento en medio de una calle abierta al tráfico, etc.», argumentó Antonio Olmo.

Urbanización abandonada en la calle Águeda.
Urbanización abandonada en la calle Águeda. / Jota de la Fuente

Antonio Olmo tuvo que eliminar parte del texto de la solicitud a instancias del PSOE para que le apoyaran. De tal forma que lo que solicitó en el pleno Antonio Olmo fue «que se inicien de oficio los expedientes de disciplina urbanística necesarios para compeler a los propietarios de las urbanizaciones fantasmas a terminar sus construcciones, así como exigir a los propietarios de parcelas y solares a cumplir la Ordenanza Municipal reguladora de la construcción y conservación de los cerramientos y vallas y de la limpieza de solares, en particular aquellos ubicados junto a las urbanizaciones fantasma. También se instaba en la moción al corte de acceso a las vías limítrofes de la urbanización situada entre las calles Sierra de Gredos y calle Páramo debido a la peligrosidad de la zona.

La moción fue rechazada al contar solamente con el apoyo de los dos concejales de SISEPA y los tres del PSOE. José Manuel Barrio, alcalde de Arroyo, argumentó su rechazo a la solicitud «porque lo que usted nos pide ya se está haciendo. Estamos cumpliendo la ordenanza a la que se refiere, porque es obligatorio y se está notificando a los propietarios de las parcelas. Otra cosa es que en algunos casos sea imposible dar con ellos o conocer la identidad de los mismos. Ponemos las multas pertinentes, que es lo que podemos hacer, porque son propiedades privadas», justificó el máximo edil de Arroyo.