Las aulas del IESO Arroyo acogerán desde mañana a los alumnos cuyos recursos han sido anoche resueltos favorablemente por Educación de la Junta de Castilla y León. / Jota de la Fuente

Satisfactoria resolución de la Junta a las familias de Arroyo que quedaron excluidas por un defecto de forma del IESO

No marcaron la casilla del bilingüismo en la preinscripción y eso provocó a finales de junio un conflicto en los listados de baremación en la adjudicación de plazas para el instituto

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTE Arroyo de la Encomienda

La consejería de Educación de la Junta de Castilla y León informó a las familias que fueron excluidas por un defecto de forma a la hora de realizar la reserva de plazas del IESO de Arroyo por no marcar la casilla del bilingüismo que la solicitud excepcional de su situación se resolvería el día 13 de septiembre. Pasadas las 22:45 horas del pasado lunes comenzaron a llegar los mails a las 14 familias que insistieron en su protesta. La respuesta de la Junta ha sido favorable en todos los casos y los 18 alumnos han sido admitidos en los centros solicitados, casi todos en el IESO de Arroyo, mientras que los que optaron por solicitar los IESO Antonio Tovar o José Jimenez Lozano también han sido admitidos en ambos centros.

Ayer realizaron los trámites de matriculación y hoy acudirán a sus aulas los 18 adolescentes al primer día de clase. Fueron 55 los alumnos afectados en primera instancia tras salir los listados de admitidos e iniciar el «calvario de recursos, reuniones y protestas durante todo el verano», tal y como explican los padres de las familias afectadas. Los primeros recursos fueron casi todos rechazados de inmediato por la Junta tras resolverse 14 recursos positivamente, quedando en la lucha una cuarentena de familias disconformes, especialmente 7 de ellas, con hermanos ya matriculados en el propio IESO Arroyo y que se habían quedado fuera.

Las familias presentaron entonces quejas en la oficina de atención al ciudadano y ante el Procurador del Común, que fueron admitidas. El siguiente paso fue presentar un recurso de alzada ante la Junta, que se resolvió desfavorablemente en la totalidad de los casos con fecha de notificación 11 de agosto pasado. Fue entonces cuando algunas familias, las más insistentes, decidieron llegar hasta el final y presentar la solicitud excepcional, resuelta en la noche de anteayer, a dos días del inicio del curso. El resto de familias se habían conformado con matricular a sus hijos en el CEO Atenea de Arroyo, con aulas de Secundaria, en otros institutos de la provincia o en colegios concertados del entorno de Arroyo.

Varias chicas siguen atentas las explicaciones de su profesora en el IESO Arroyo. / Jota de la Fuente

El conflicto se inició al rellenar las familias en junio el documento para solicitar plaza y que contemplaba una pregunta sobre si en el centro de origen se estaba cursando educación bilingüe, como es el caso de los cinco colegios de Arroyo. Unas 35 familias no rellenaron la casilla al no haber sido necesario en cursos precedentes porque la Junta entendía que todos los alumnos de Arroyo eran poseedores de esa condición. Esos alumnos no pudieron beneficiarse de los 2 puntos de la baremación y quedaron excluidos del IESO de Arroyo.

La Dirección Provincial de Educación adelantó que era imposible aumentar una línea más en el IESO de Arroyo de forma excepcional dada la situación generada, tal y como solicitaron las familias. Algunas se han incorporado finalmente a la nueva línea del CEO Atenea, sin proyecto bilingüe hasta el momento, y otros, los más persistentes, han entrado en el propio IESO Arroyo.