La portavoz de Podemos vota en solitario en contra de los precios del campo de golf de Sotoverde

Magnífico estado del césped del campo de golf Sotoverde. /El Norte
Magnífico estado del césped del campo de golf Sotoverde. / El Norte

Gloria Vázquez de Prada, ahora de Podemos Arroyo y elegida concejal por SISEPA, considera inadecuados los precios de bono para empadronados

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Uno de los puntos del orden del día del pleno municipal de Arroyo de la Encomienda proponía la aprobación inicial de la Ordenanza del precio público por la utilización de los servicios del campo municipal de golf Sotoverde. La propuesta fue votada favorablemente por 16 de los 17 concejales tras el pertinente debate. Solo Gloria Vázquez votó en sentido contrario oponiéndose a la propuesta que será de aplicación inminente.

El campo de golf Sotoverde ha pasado a ser propiedad municipal desde el pasado día 1 de enero, tras la disolución de EMUVA y asumir el ayuntamiento la compra de sus instalaciones por un importe de 1.800.000 euros. El coste del campo, en su día, fue de 5.000.000 de euros. Tras un exhaustivo plan de actuación y gestión, el campo de golf está a punto de dar beneficios y dejar de suponer gasto alguno para las arcas municipales, siendo capaz de sostenerse por sí solo financieramente y dando valor añadido a la zona, sus parcelas, viviendas y vecinos.

El campo de golf de Sotoverde es un servicio público, de ahí que se hayan tenido que exponer públicamente los precios para ser aprobados en pleno, no como sucedía cuando era propiedad de EMUVA. Apenas ha habido variación de esos precios, al alcance de cualquier vecino, aficionado y bolsillo, con ventajas para los empadronados, como es lógico.

GLoria Vázquez de Prada, concejel electa por SISEPA y en la actualidad de Podemos.
GLoria Vázquez de Prada, concejel electa por SISEPA y en la actualidad de Podemos. / Jota de la Fuente

La conclusión generalizada de todos los presentes, a excepción de Gloria Vázquez de Prada, es que «la gestión pública parece más eficaz que la privada», repitieron varias veces los distintos portavoces. En la actualidad cuenta con 430 socios, de los que 89 son empadronados. Otra de las consideraciones que se aportaron es que «da sostenibilidad y calidad de vida, y además esa superficie no puede ser otra cosa más que un campo de golf. Hace mucho bien al municipio y revaloriza los barrios de Las Lomas y Sotoverde», explicó José Antonio Otero, portavoz del Partido Popular.

Teniendo en cuenta el nuevo contrato de arrendamiento de la cafetería (14.000 euros anuales), los trámites para que sea Aquona quien se haga cargo del coste del suministro del agua (22.000 euros al año) y la excepción del pago del IVA, cuantificado en unos 60.000 euros al año al pasar a ser un servicio público, «pasará incluso a ser rentable», alegó el alcalde, José Manuel Barrio.

Edificio en el que se encuentra la cafetería y el restaurante.
Edificio en el que se encuentra la cafetería y el restaurante. / Jota de la Fuente

La secretaria general de Podemos Arroyo desde hace pocas semanas, por su parte, acusó al actual consistorio de privatizar los servicios fundamentales como el agua, el mantenimiento de parques y jardines y la gestión de las escuelas públicas infantiles a la vez que se asume la deuda de negocios deficitarios

«El campo de golf de Arroyo de la Encomienda ubicado en el espacio conocido como Las Lomas del municipio, ha estado a cargo de EMUVA; una sociedad privada que se ha liquidado este año y cuya deuda ha sido asumida por el ayuntamiento tras su disolución. En años anteriores, el negocio ya requirió de la inversión municipal para reflotar su deteriorado servicio. Además, los usuarios de este campo de golf son, principalmente, personas no empadronadas en Arroyo de la Encomienda», señaló la secretaria municipal de Podemos Arroyo, quien añadió que «el alcalde fomentó este proyecto para mantener encuentros con supuestos inversores, pero en realidad lo ha utilizado como un cortijo privado del que hacer alarde».

A juicio de la concejala electa de SISEPA, los empadronados apenas pagan un 20% menos de cuota que los no empadronados y que lo usan mucho menos que la gente procedente de fuera del municipio. Por rangos de edad, de los menores de 21 años, el 44% están empadronados y el resto no empadronados. La cuotas de personas de entre 21 y 55 años, sin embargo, mucho más dispares: solo el 23% son empadronados y el resto, casi el 77% son no empadronados. En la cuota sénior de mayores de 55 años, que son quienes más usan este servicio, los empadronados suponen el 13% y casi el 87% restante son no empadronados. Se trata, por tanto, de un negocio deficitario que procura muchas pérdidas y en el cuál apenas participan los vecinos de la localidad, postura que defendió enérgicamente.

Vista de uno de los lagos del campo de golf de Sotoverde.
Vista de uno de los lagos del campo de golf de Sotoverde. / Jota de la Fuente

Gloria Vázquez continuó explicando que «al absorberlo, el ayuntamiento estará exento de IVA y, con Aquona, exentos, además, del pago del agua. Sin embargo, pese a que el alcalde lo ha defendido como un servicio público, le reprochó que las escuelas infantiles se encuentran actualmente en manos de una gestión privada (Fundación Escuna). También están privatizados en el municipio el agua y el mantenimiento de parques y jardines que son servicios, realmente fundamentales».

Otro de los argumentos utilizados por el alcalde del consistorio es que el Campo de Golf «embellece la zona de las Lomas», como resulta evidente. Sin embargo, según la candidata a la alcaldía por Podemos en Arroyo, «se trata de una zona absolutamente desangelada precisamente porque allí se ubica el campo de golf en desuso por parte de los arroyanos y con nula rentabilidad», según su punto de vista. De esta manera, la secretaria municipal de Podemos se quedó sola votando en contra de la propuesta, sin ser apoyada tan siquiera, por su compañero y portavoz de formación, Antonio Olmo, en un síntoma más del enorme distanciamiento actual existente entre ambos, que les llevará a concurrir a las elecciones municipales por partidos o formaciones distintas.