Vista aérea del solar de Cartisa / Vecinos por arroyo

Nuevo periodo de exposición pública para el proyecto de Cartisa

La plataforma Vecinos por Arroyo informa de las deficiencias en la tramitación del expediente y las cuestiones a subsanar recogidas en el informe del CMAUyOT

Laura Negro
LAURA NEGRO

Según información facilitada por la plataforma Vecinos Por Arroyo, el Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León (CMAUyOT) ha acordado no informar favorablemente a la aprobación definitiva de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Arroyo de la Encomienda, en el ámbito de la parcela de la antigua Cartisa, hasta que no se revisen y subsanen determinadas cuestiones que se reflejan en su informe.

La modificación propuesta por el Ayuntamiento consiste en el cambio de clasificación de dicha parcela, que actualmente está catalogada como industrial, y que pasaría a tener uso residencial y comercial terciario con una propuesta de construcción de dos torres de quince plantas, una tercera de trece alturas y una superficie comercial de ocho mil metros cuadrados.

Entre las cuestiones que el informe realizado por la Junta de Castilla y León refleja que deben ser subsanadas, la plataforma municipal Vecinos Por Arroyo, destaca especialmente, la deficiencia en el trámite de información pública, «ya que el expediente debía haber sido publicado, para conocimiento de todos los vecinos, en uno de los diarios de mayor difusión de la provincia, pero no fue así». En este sentido, Vecinos por Arroyo recrimina «la falta de transparencia en todo lo referido a este proyecto, pues no ha informado a ningún grupo político de la oposición en las comisiones, ni a los vecinos a través de los plenos municipales».

La plataforma recuerda también, que tanto el estudio de repercusión urbanística como el de movilidad, exigidos por la Norma Técnica Urbanística sobre Equipamiento Comercial de Castilla y León, deben referirse a todos los grandes establecimientos comerciales previstos sobre el conjunto del término municipal, y no exclusivamente centrarse en la repercusión urbanística del centro comercial que pretende implantarse en la parcela de Cartisa, como sucede en el documento presentado. Vecinos por Arroyo destaca que esta deficiencia ya fue denunciada en las alegaciones presentadas en agosto del año pasado y que fue desestimada por el consistorio. «Ahora la Junta les obliga a aceptarla», señalan.

El informe también hace referencia a las alturas de las tres torres, de 15 y 13 plantas, que superan los niveles característicos de las edificaciones cercanas. La plataforma vecinal anuncia que volverá a presentar alegaciones al proyecto en este nuevo periodo de exposición pública que finaliza el día 5 de septiembre. Lo harán «apoyándose en el informe de la Junta y acudiendo a las instancias que sean necesarias para conseguir que este modelo urbanístico consistente en la construcción de tres torres, que tanto impacta a nuestro municipio, se modifique».