Barrio renunciará a su acta de concejal y dará vía libre a un pacto IPAE-PP en Arroyo

José Manuel Barrio comunicó ayer durante una comida su decisión de renunciar al acta de concejal a Jesús Julio Carnero y a José Antonio Otero. /Jota de la Fuente
José Manuel Barrio comunicó ayer durante una comida su decisión de renunciar al acta de concejal a Jesús Julio Carnero y a José Antonio Otero. / Jota de la Fuente

En los próximos días se cerrará probablemente el pacto entre IPAE y PP y Sarbelio Fernández será proclamado alcalde

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

José Manuel Barrio, actual alcalde de Arroyo de la Encomienda y candidato a la alcaldía del municipio en las listas del Partido Popular ha decidido renunciar ayer a su acta de concejal. De esta forma, no tomará posesión en el pleno de constitución que se celebrará el próximo sábado, día 15 de junio, en plenas fiestas de La Flecha. Esta decisión favorecería la gobernabilidad del municipio, ya que abriría la posibilidad de repetir el pacto de estabilidad del anterior mandato entre IPAE y PP.

Comida entre Carnero, Otero y Barrio

Pasadas casi dos semanas de la celebración de las elecciones municipales, ha habido tiempo para la reflexión, para suavizar posturas y mirar hacia el futuro con claridad a la vez que con resignación vistos los resultados. Barrio comunicó a mediodía de ayer su meditada decisión al presidente provincial del PP, Jesús Julio Carnero, en el transcurso de una comida a la que también asistió el hasta ahora portavoz de los Populares en Arroyo, José Antonio Otero, que iba en el número dos de las listas y que pasará, presumiblemente de nuevo, a asumir el liderazgo de los Populares en Arroyo aunque no era su deseo inicial. José Manuel Barrio se mostró ayer por la tarde cauto en este sentido y no quiso confirmar a este medio su decisión, en principio por respeto a sus fieles, aunque la postura es firme y definitiva.

Barrio con sus leales

José Manuel Barrio mantendrá una reunión esta mañana con su grupo político en la que comunicará a su equipo de confianza su irrevocable decisión. Presumiblemente, Margarita Santos, número tres de las listas del PP, como independiente y procedente del anterior equipo de gobierno, también renunciaría a su acta de concejal, sin llegar a tomar posesión la próxima semana. De esta forma, correría lista en los populares y entrarían como concejales Alfredo Blanco e incluso Rubén Sanz, en sustitución de Barrio y Santos.

Margarita Santos, de blanco, primera por la izquierda, en una visita a las obras de la Casa de la Múisca y el Teatro junto con Jesús Julio Carnero, José Manuel Barrio, Mar edondo, Carmen Illana, Víctor Bartolomé, José Antonio Oterio e Isabel Mansilla, por ese orden.
Margarita Santos, de blanco, primera por la izquierda, en una visita a las obras de la Casa de la Múisca y el Teatro junto con Jesús Julio Carnero, José Manuel Barrio, Mar edondo, Carmen Illana, Víctor Bartolomé, José Antonio Oterio e Isabel Mansilla, por ese orden. / Jota de la Fuente

Habrá que esperar la decisión que tome Belén Gil, también independiente, número cinco, sin experiencia política y de la cuerda de José Manuel Barrio. Si ella también decidiera no tomar posesión, como parecería lógico por lealtad, la lista correría hasta el mencionado Rubén Sanz, que deberá decidir si recoge su acta de concejal pues es afín y mantiene gran amistad con Barrio y Santos. Si también renunciara, cuestión probable, la lista podría llegar hasta Isabel Montalvillo o Carmen Illana, toda vez que es imposible que Virginia Ingelmo o Mar Redondo, ambas de IPAE hasta hace meses, aceptaran los cargos.

Los comicios municipales arrojaron una victoria para IPAE con 5 concejales y su candidato, Sarbelio Fernández, como alcalde futurible. El PP fue la segunda fuerza más votada. Obtuvo 4 concejales. Juntos sumarían mayoría suficiente en un pleno compuesto por 17 concejales. Ciudadanos y PSOE obtuvieron 3 sillones cada uno, mientras que VOX y Vecinos por Arroyo-Toma la Palabra obtuvieron un concejal cada uno.

Reeditar pacto del anterior mandato

La marcha de José Manuel Barrio abriría la puerta a reeditar el pacto entre Independientes por Arroyo y el Partido Popular. Sarbelio Fernández contactó ayer con Barrio telefónicamente y posteriormente mantuvieron una reunión en el despacho de la alcaldía, toda vez que ya había hablado con los candidatos del resto de formaciones que han obtenido representación en el pleno de Arroyo para explicar sus intenciones y conocer la disposición de los opositores. De producirse las decisiones como parecería lógico, en las listas del PP solo quedarían concejales afiliados a la formación de Pablo Casado, y ninguno de los que salieron de IPAE en su día, favoreciendo el acuerdo con Independientes por Arroyo. A su vez, los miembros del comité ejecutivo de IPAE verían con buenos ojos un pacto aséptico sin ex-concejales de su formación en los puestos con representación del PP.

«Gobernar en Arroyo»

Ha sido una semana de varias reuniones a dos y tres bandas, con actores como Jesús Julio Carnero, José Manuel Barrio, Sarbelio Fernández y José Antonio Otero, además de la intervención de otras personas del PP, que habrían dado con esta resolución que satisface los intereses de IPAE y PP. Jesús Julio Carnero tiene el empeño desde horas después de conocerse los resultados electorales de «gobernar en Arroyo», como señaló, en coalición con IPAE. El PP ha doblado los resultados de hace cuatro años y el nicho de votos ha sido importante para conservar casi la mayoría absoluta en la Diputación del Partido Popular, aunque habrá que esperar a conocer quien la presidirá, bien Jesús Julio Carnero o bien otro candidato que decida su partido.

De producirse el acuerdo entre IPAE y PP, Sarbelio Fernández olvidaría una de las opciones que barajaba, la de tratar de gobernar en minoría desde el inicio del mandato sin pactar con ninguna formación. Esta opción se presenta como complicada por la inestabilidad que provocaría y la inexperiencia en tareas municipales de los cuatro concejales que le acompañarán en la alcaldía los próximos cuatro años. El riesgo de una moción de censura entre PP, PSOE y Ciudadanos a los pocos meses de su proclamación siempre estaría latente y amenazante, pudiendo hacer los tres partidos la pinza a los independientes. Los cuatro concejales del PP ayudarían a poner en funcionamiento la maquinaria municipal en Arroyo dada su mayor experiencia en estas tareas.