Charla sobre estrés en la Casa de Cultura de La Flecha, en Arroyo de la Encomienda. / Jota de la Fuente

La Casa de Cultura de Arroyo de la Encomienda acoge la I Jornada sobre el estrés

La concejala de Hacienda de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, Ángeles Retamero, presentó el acto

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTE Arroyo de la Encomienda

La Casa de Cultura de Arroyo de la Encomienda vivió el pasado jueves una jornada sobre el estrés, que fue presentada por Ángeles Retamero, concejala de Hacienda del municipio arroyano, y que contó con una ponencia de José Feliciano Borrego, experto en desarrollo personal, y un coloquio posterior en el que participaron Augusto Cobos, delegado territorial en Valladolid de la Junta de Castilla y León, Ángela de Miguel, presidenta de CEOE Valladolid, y José Luis Morencia, presidente del Colegio de Fisioterapeutas de Castilla y León.

Durante la presentación, Retamero explicó que «los concejales de Ciudadanos nos planteamos hacer algo que trascendiera el ámbito político, que ayudara a las personas, y surgió la idea de esta jornada, cuyo fin es entregar herramientas para luchar contra ese enemigo silencioso que es el estrés y que ha cobrado especial importancia en los tiempos que nos ha tocado vivir en el último año y medio».

José Feliciano Borrego, en una extensa ponencia, explicó las componentes químicas y hormonales del estrés, como un mecanismo de respuesta, para posteriormente adentrarse en las herramientas «para gestionarlo a nuestro favor». Entre ellas destacó «el vivir conscientemente, el saber en todo momento lo que nos está pasando, el contacto físico y la espiritualidad», e implementó algunos tics como recursos de urgencia para recuperar el control de nuestras emociones.

Tras la ponencia, se estableció una distendida charla en la que Augusto Cobos explicó que, aunque vivió momentos duros con un trabajo continuo y agotador, nunca se planteó volver a sus clases de la universidad, porque se sentía útil y reconocido en la gestión de la pandemia, y entre las herramientas que a él le ayudaron, destacó que «aprender a decir no, cuando algo no se puede hacer» le liberó en ciertas ocasiones y le ayudó a respetarse a sí mismo y a que su trabajo y el de su equipo fuese valorado.

La concejala de Hacienda de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, Ángeles Retamero, presentó el acto. / Jota de la Fuente

Ángela de Miguel contó su experiencia como empresaria, abogada y representante de los empresarios de Valladolid, en unos momentos de incertidumbre en los que «a las 12 de la noche te llegaba el Real Decreto y tenías que decidir, y asesorar a tus asociados, si al día siguiente subían la persiana, con qué condiciones o cómo les afectaba esa decisión de cara al cobro de los ERTE. Fueron periodos muy duros a los que se sumaban la propia gestión personal de la pandemia, los contagios o la falta de información».

José Luis Morencia explicó por un lado la especial situación de los fisioterapeutas: «No podíamos abrir, pero tampoco podíamos acceder a los ERTE. Cambiar esas condiciones para que muchas clínicas pudieran seguir adelante y mantener el empleo fue una tarea ardua en condiciones difíciles». Morencia asimismo narró su experiencia como responsable del teléfono Covid, una herramienta que fue «fundamental, con un inicio muy complicado y una información disponible que cambiaba cada día». El presidente de los fisioterapeutas destacó que en esos momentos la escucha empática era muchas veces «más útil que el suministro de instrucciones o respuestas».

Para finalizar, José Feliciano destacó el tener «un propósito» como el instrumento fundamental que mantuvo en pie y que permitió gestionar adecuadamente el estrés en el caso de los ponentes, y posteriormente Ángela Retamero clausuró la jornada entre los aplausos de los asistentes anunciando que podrá visionarse próximamente a través de las redes de los concejales de Ciudadanos en los próximos días.