Primer pleno municipal celebrado con público desde la pandemia / LAURA NEGRO

Arroyo ampliará su cementerio municipal

El pleno aprueba dos créditos con cargo a Tesorería de 50.000 euros para la ampliación del cementerio municipal y de 40.000 euros para hacer frente al pago de una sentencia

Laura Negro
LAURA NEGRO

El pleno de Arroyo de la Encomienda celebrado hoy miércoles, ha sido el primero en con público desde que comenzó la pandemia, algo por lo que se ha felicitado toda la corporación. El primero de los asuntos a tratar fue la aprobación provisional de un crédito extraordinario con cargo a tesorería de 50.000 euros, para la ampliación del cementerio. La idea es habilitar un nuevo espacio en el camposanto para otras 14 sepulturas más, ya que, en la actualidad, todas excepto una, están ocupadas.

El concejal de Vox, José Ramón Muñoz, alegó que si bien, le parecía «una falta de previsión ya que debería haberse incluido en la partida presupuestaria», no se opondría a la aprobación del crédito. Antonio Olmo, de Vecinos por Arroyo, tampoco se opuso, «por ser una ampliación totalmente necesaria», y opinó que habría que impulsar la construcción de un nuevo cementerio, porque «un municipio de 20.000 habitantes no puede contar con un cementerio que muestra síntomas de agotamiento». El PSOE votó a favor «a pesar de que siempre vota en contra de la utilización del remanente de tesorería», porque lo consideró una «urgencia inaplazable». Por su parte, el PP, recriminó que «en 6 meses ha habido que modificar 14 veces el presupuesto», lo que según este grupo municipal «afecta a la estabilidad presupuestaria del ayuntamiento de Arroyo», no obstante, no se quiso oponer a algo beneficioso para el municipio y decidió abstenerse. Ciudadanos opinó que «el mejor uso que se puede dar al dinero es destinarlo a algo necesario como la ampliación del cementerio». La propuesta finalmente se aprobó por 11 votos a favor y 6 abstenciones.

Grupos municipales de Arroyo de la Encomienda durante la celebración del pleno / LAURA NEGRO

Otro asunto fue la aprobación de un crédito de 40.000 euros para poder hacer frente al pago de una sentencia por un impago a la Seguridad Social de la anterior empresa responsable del complejo deportivo La Almendrera, del que el ayuntamiento es responsable subsidiario. Ninguno de los partidos se opuso a su aprobación «porque no hay más remedio que pagarlo», pero pidieron que se «pusieran los medios para evitar que vuelva a ocurrir». Se trata de un asunto que data del año 2016. El ayuntamiento recurrirá la sentencia y los grupos municipales solicitaron «que se controlen los contratos a las empresas concesionarias convocando mesas de seguimiento en las que estén presentes los partidos de la oposición». Luis Gago, de Independientes por Arroyo, alegó que desde el departamento de contratación del Ayuntamiento «se está haciendo un control mensual a todos los concesionarios». La propuesta fue aprobada por 8 votos a favor y 9 abstenciones.

También se trató sobre la aprobación definitiva del cambio de uso de la parcela de Avda. Salamanca, 20, que venía dedicándose a la fabricación de cerámica, para que pueda ser utilizada para actividades terciarias. Este punto también se aprobó con 8 votos a favor y 9 abstenciones.

La primera de las mociones presentada por los partidos de la oposición fue la del grupo Popular, quien instó al cumplimiento de la moción aprobada por unanimidad el 30 de marzo de 2021 para adopción de distintas rebajas fiscales. Alfredo Blanco, del PP recordó que estas medidas deberían haber visto la luz en enero de 2022. Fue el propio Sarbelio Fernández, el alcalde quién explicó que el retraso en la adopción de estas medidas recordando que el retraso en la presentación del estudio comprometido se debe al proceso de migración de datos al nuevo programa de contabilidad que ha retrasado disponer de toda la información necesaria para presentar ya la propuesta. «Además, durante todo el año pasado no se ha subido ningún impuesto y se ha aprobado el aumento de distintas bonificaciones fiscales en beneficio de familias y empresas». Estamos trabajando en ello», dijo y pidió paciencia. «La disminución de la presión fiscal a los vecinos es una realidad. Se está trabajando de manera que el esfuerzo de nuestros vecinos sean lo menos impactante económicamente. De hecho, el esfuerzo fiscal de los vecinos ha bajado notablemente. En 2019 era de 671 euros/habitante, en 2020 de 648,15 euros y en 2021, de 514,76 euros», apuntó.

Por unanimidad fue también aprobada la moción del Grupo Socialista para incorporar la plataforma Bizum entre las herramientas de pago a disposición de la ciudadanía por su uso extendido y porque «no tiene ningún coste para los usuarios, por lo que se convierte en una alternativa atractiva frente al pago con tarjeta o las transferencias, que suelen tener costes por operación o de mantenimiento», remarcó el grupo municipal socialista. Al resto de grupos les pareció una buena propuesta, de hecho, Velasco, de Ciudadanos, felicitó al grupo socialista «por traer esta moción» que su grupo político ya había presentado en el Ayuntamiento de Valladolid. El grupo de Independientes por Arroyo, apuntó que «es una moción bien planteada y que, hechas las consultas, se puede poner en marcha» y que será el área de Tesorería y Hacienda la encargada de que se pueda llevar a cabo.

La última de las mociones fue la propuesta por Vecinos por Arroyo, quien instó a que las instalaciones deportivas municipales lucieran el emblema del ayuntamiento para que se las identifique como «municipales», algo que contó con el beneplácito de los 17 concejales.