Más de 300 traileros participan en la segunda Arroyada Trail

Salida de la II Arroyada Trail.
Salida de la II Arroyada Trail. / Jota de la Fuente
  • Dureza en la prueba, con buen tiempo, sol, sin lluvia y temperatura fresca.

Más de trescientas traileros tomaron la salida a primera hora de ayer en la segunda edición de la Arroyada Trail, una prueba de resistencia, carrera de montaña, por caminos y senderos, con desniveles, cuestas pronunciadas y bajadas arriesgadas. Amaneció el día festivo en Arroyo despejado, con sol durante todo el recorrido, que se desarrolló en torno a los once grados de temperatura. La lluvia caída el día anterior evitó el polvo, asentó el terreno y no provocó formación de barro. Un euro de cada inscripción se destinará y donará a la ayuda para la Asociación Española contra el Cáncer, presente en el evento con varias voluntarias.

Arroyanos participantes en la prueba.

Arroyanos participantes en la prueba. / Jota de la Fuente

Cada atleta debía elegir entre correr una Trail competitiva con un recorrido de alrededor de 27 kilómetros y un desnivel aproximado de 700 metros, o bien una Trail Corta competitiva de 15 kilómetros y un desnivel aproximado de 350 metros y una ruta a pie no competitiva de 15 kilómetros Y 350 metros de desnivel. Las pruebas discurrían por pistas y senderos del páramo y Torozos tanto del propio Arroyo de la Encomienda como de Zaratán, Ciguñuela y Simancas. Ayer se eliminaron muchos tramos de asfalto, dando prioridad a los caminos y superficies de tierra. La mayoría de los andarines pertenecen al club La Senda de Arroyo, organizador de la prueba, que cuenta con 500 meritorios socios, 60 de ellos voluntarios responsables ayer de la señalización y seguridad de la carrera.

La meta y el punto de salida estaban en el centro de La Flecha, en la puerta del polideportivo Antonio Garnacho de la Flecha, donde a la llegada de los participantes compartieron comida, animación musical y entrega de premios. Durante el recorrido, como guiño de la organización, colgados y estratégicamente ubicados, los participantes se encontraban con botijos con los que refrescarse, aunque la mayoría iban perfectamente equipados y provistos de mochilas con líquido para evitar fatiga y deshidratación.

Una traca que no llegó a explosionar completamente, sirvió de pistoletazo de salida a la prueba de resistencia, entre una gran humareda. Sarbelio Fernández, concejal de Deportes del ayuntamiento de Arroyo siguió atentamente durante toda la mañana el desarrollo de la prueba, mientras que Margarita Santos, también concejal de Educación de Arroyo, participó en la prueba a pie.