Solidaridad en El Mercado de Arroyo

Niñas del grupo infantil de Aires Castellanos junto al pozo de El Mercado de Arroyo. /Jota de la Fuente
Niñas del grupo infantil de Aires Castellanos junto al pozo de El Mercado de Arroyo. / Jota de la Fuente

Las asociaciones culturales del municipio recaudaron fondos a beneficio de ADECYL

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El Mercado de Arroyo ha vivido durante todo el fin de semana intensa actividad solidaria. La Asociación de Esclerosis de Castilla y León, que tiene su sede y lugar de tratamiento y trabajo para los afectados en La Flecha, se ha visto beneficiada durante los dos días de duración de la labor coordinada de las asociaciones culturales de Arroyo para recaudadora fondos con que dotar el trabajo de sus responsables. Pero El Mercado de Arroyo también ha tenido cultura, esencia navideña, música, baile y, por supuesto, la habitual actividad comercial y lúdica propia del evento, referente del ocio familiar y comercial en la provincia vallisoletana desde hace varios años.

El Mercado de Arroyo despide con esta doble jornada su actividad de 2018 en la plaza de toros cubierta de La Flecha y regresará tras la Navidad, con varios domingos más de actividad y convocatoria que será convenientemente publicitado una vez se organicen. Habrá ediciones hasta el próximo verano, a razón de un domingo al mes, buscando, previsiblemente, que sea el último de cada mes, siempre que la frenética actividad del recinto lo permita.

Pinta caras.
Pinta caras. / Jota de la Fuente

Durante sábado y domingo han compartido espacio el Belén viviente, los talleres para niños y la cantina solidaria que han montado las asociaciones culturales del municipio, con el fin de hacer más amena la estancia en el recinto. Bajo la responsabilidad y coordinación de la concejalía de Cultura de Arroyo de la Encomienda, la AC Bellavista, el Club Taurino de La Flecha, Tres más Tres y la AC Aires Castellanos han organizado talleres de decoración navideña para los más pequeños. Además, la cantina solidaria ofrecía tortilla recién hecha en vivo y riguroso directo, tapas, refrescos, vino y sopas de ajo a un euro y con toda la recaudación destinada a ADECYL.

La tortilla de patatas causó furor.
La tortilla de patatas causó furor. / Jota de la Fuente

Los momentos álgidos de afluencia de público, visitantes y clientes han coincidido con los eventos culturales. Así, la actuación del sábado por la tarde del grupo infantil de jotas Aires Castellanos, animó el ambiente y alegró la estancia. Una treintena de niños ofrecieron un variado repertorio de jotas castellanas, tocando algún palo más. A mediodía de ayer, coincidiendo con la hora del vermú, la actuación de Alfonso Pahíno congregó a sus incondicionales y amantes de su variado y amplio estilo musical entorno al escenario. Ayer por la tarde, el turno correspondió al cuarteto de saxofones y percusión de la Banda Sinfónica de Arroyo.

Varios adolescentes ojeando detalles y regalos en uno de los puestos de venta.
Varios adolescentes ojeando detalles y regalos en uno de los puestos de venta. / Jota de la Fuente

El evento ha contado, además, con cerca de una treintena de puesto de venta con artículos y productos variados, con gran calidad y precios económicos, con gastronomía, artesanía, moda, adornos navideños, menaje, coleccionismo, libros, complementos y adornos, así como detalles o regalos para realizar en Navidad.

Una señora eligiendo una de sus compras.
Una señora eligiendo una de sus compras. / Jota de la Fuente

Otra de las mayores sorpresas que los niños se encontraron sobre la moqueta de la cubierta de La Flecha fueron los animales vivos, que ambientaban el montaje del Belén, dando mayor realismo al espacio bíblico. Acomodados en pequeñas parcelas valladas, donde se han podido ver, acariciar, e incluso dar de comer paja y pienso a camellos y dromedarios, ocas, patos, burros, aves diversas, y conejos.

Una niña ofrece paja a uno de los dromedarios.
Una niña ofrece paja a uno de los dromedarios. / Jota de la Fuente

Los talleres de manualidades fueron también muy demandados y visitados, con destacado éxito de las chicas que se encargaban del taller de pintacaras, auténticas artistas con el pincel en la mano que hizo las delicias de muchas niñas.

Saludo del dromedario a los que pasaron por El Mercado de Arroyo.
Saludo del dromedario a los que pasaron por El Mercado de Arroyo. / Jota de la Fuente

En definitiva, que el frío de la mañana y tarde del sábado, ni la lluvia de la mañana del domingo, o el sol de ayer por la tarde, han sido impedimento para disfrutar de El Mercado de Arroyo, realizar compras navideñas, disfrutar entre amigos y en familia, con los niños como protagonistas y la satisfacción de todos por la labor solidaria a beneficio de ADECYL.