Respuesta del grupo de IPAE en el equipo de gobierno al Comité Ejecutivo

Rubén Raedo en su despacho del ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda. /Jota de la Fuente
Rubén Raedo en su despacho del ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda. / Jota de la Fuente

Solicitan «dejar trabajar al alcalde», José Manuel Barrio

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Tras tener conocimiento de la 'instancia' del Comité Ejecutivo de IPAE al acalde para que revoque el cese de todos los cargos del concejal Sarbelio Fernández, fuentes del Grupo han declarado que «conviene recordar que un partido político es algo muy serio y se requiere un conocimiento mínimo de las normas que regulan su funcionamiento. El alcalde tiene la competencia de dirigir el gobierno y la administración municipal, así como la de nombrar y cesar a los concejales o tenientes de alcalde, conforme a los artículos 21 de la Ley 7/1985, reguladora de las Bases del Régimen Local de 2 de abril, y 41 y 46 del Reglamento de Organización y Funcionamiento de las Entidades Locales, sin que ello signifique faltar al respeto o a la consideración de la persona cesada, tal y como ha sido el caso. Por tanto, no va a cambiar su decisión».

Por su parte, Rubén Raedo, asesor de Alcaldía, ha ido más allá y ha señalado «como representante de la mitad del partido excluida por Fernández, que dejen trabajar al alcalde y los concejales en su labor de gobierno y se dediquen a preparar el partido para los próximos comicios municipales. El comunicado está lleno de imprecisiones que lo hacen ineficaz desde el punto de vista jurídico. Para empezar, lo firma un órgano colegiado del que nadie tiene constancia. Se entromete en la labor de gobierno del alcalde y en sus competencias para nombrar y cesar a los miembros del equipo. Aparte de lo improcedente de tal instancia, lo hacen sin otorgar un plazo o una vía de alegaciones, propia de toda notificación en el ámbito del derecho público. Amenazan con la apertura de un expediente disciplinario, como si fuera algo que depende de su voluntad. Alguien que aspira a representar algo en un municipio como Arroyo, debería saber que, para abrir un expediente disciplinario, debe existir una infracción, un procedimiento con garantías y plazos, así como, una vez más, una vía de alegaciones… Todas estas cuestiones son inexistentes en los Estatutos de IPAE que ellos no quisieron o no supieron modificar en el Congreso. Por todo ello, les aconsejo que ahorren a los vecinos, a la prensa, a nuestros adversarios políticos y, si hiciera falta, a la justicia, el lamentable espectáculo de la exhibición de su desconocimiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos