Pyfano recibe la recaudación del bocata solidario del colegio Margarita Salas de Arroyo

Entrega del cheque con la recaudación de las iniciativas del colegio Margarita Salas a Pyfano. /Jota de la Fuente
Entrega del cheque con la recaudación de las iniciativas del colegio Margarita Salas a Pyfano. / Jota de la Fuente

Los compañeros de Jimena, una niña de colegio tratada de leucemia, no tuvieron duda de a quién y a qué destinar el importe a través del AMPA

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Los compañeros de clase de primero de primaria de Jimena en el colegio Margarita Salas tuvieron muy claro este año a qué y a quién destinar la recaudación de la castañada y del bocata solidario que han realizado recientemente en el colegio junto con todos los niños que allí acuden a diario. Los amigos de Jimena tienen solo siete años, pero muy claros sus principios. Echan de menos a Jimena desde que se la detectó que padecía leucemia y comenzó el tratamiento de la enfermedad. Su evolución está resultando favorable y volverá al colegio con sus amigos tras el verano. Su tratamiento comenzó hace siete meses.

El AMPA del colegio Margarita Salas preguntó a María, la mamá de Jimena y a su papá cómo podían canalizar esa ayuda. No dudaron. «Podéis donarlo a Pyfano, que son quienes nos están ofreciendo gran ayuda desde que conocimos el diagnóstico». Dicho y hecho. En la mañana de ayer, cuando los niños del Margarita Salas aún dejaban los abrigos en los percheros y sacaban los libros y los bocadillos del almuerzo de sus mochilas, se producía en el hall de entrada al colegio el encuentro entre María, la mamá de Jimena, Ana Alonso, directiva de Pyfano en Valladolid, la presidenta del AMPA, Nuria, junto con más mamás de la asociación, como Ángela y María. En la interesante conversación estuvieron también la directora del colegio, Helena del Amo y la jefa de estudios, María Jesús Alonso. Incluso se unió el tutor de Jimena, Pedro Serrano.

Dibujo del animal símbolo de Pyfano, un caracol, para los niños oncológicos que han regalado a los alumnos del Margarita Salas.
Dibujo del animal símbolo de Pyfano, un caracol, para los niños oncológicos que han regalado a los alumnos del Margarita Salas. / Jota de la Fuente

¿Y qué es Pyfano? Sus siglas significan padres y familiares de niños oncológicos. Pyfano ofrece a través de voluntarios ayuda integral a los niños enfermos y a sus familias. Tras un acuerdo con el Consejero de Sanidad ahora prestan también sus servicios en los hospitales de Valladolid, en Río Hortega y en el Clínico Universitario. «Ayudamos a los niños, a su tratamiento, sus necesidades, prótesis, con casas de acogida donde sus padres pueden llevar de una forma más personal las largas estancias de los niños en el hospital. Ofrecemos ayuda, asesoramiento, compañía, conversación, nuestra experiencia vital», explica Ana Alonso, responsable de Pyfano en Valladolid.

Coincidiendo con el Día Internacional del Cáncer Infantil, que se celebraba ayer, Pyfano recibió ayer un cheque por un importe de 1.334´81 euros, un granito más de arena en el montón que cada año busca y consigue Pyfano para ayudar a quienes pasan momentos tan duros. Ana Alonso entregó al colegio un detalle con gran significado y sentimiento, un dibujo realizado por los niños que actualmente están en tratamiento de un caracol, símbolo de Pyfano, «porque caminamos muy despacito hasta superar la enfermedad», señaló Ana Alonso.

En la conversación entre los presentes se escucharon términos como que son niños especiales, que aprenden a valorar lo que tienen, su entorno, sus amigos, a los que echan mucho de menos, a sus familiares. Se habló de empatía, de falta de sensibilización de las administraciones en muchos casos, incluso de la Universidad, que no valora la situación por la que han pasado muchos alumnos de la ESO y bachillerato, que llegan al acceso y a la EBAU en evidente inferioridad de posibilidades y condiciones a la hora de poder acceder a cursar los estudios pretendidos. «Se trata de una carrera de fondo en la que al final está la meta, que llega», comentaron las madres que entregaron el cheque.

Jimena avanza también en sus tareas escolares en casa y en el hospital con el apoyo de una profesora asignada, lee perfectamente y se muestra muy aplicada, hasta el punto de avanzar al ritmo del curso escolar de sus compañeros. Ha grabado un video desde el hospital «para que sus amigos vean que el hospital no es tan feo, y que conozcan a sus enfermeras», explicaba María, la mamá de Jimena sensiblemente emocionada.