Primeras demoliciones en la parcela de Smurfit de Arroyo

José Manuel Barrio y José Antonio Otero comprobaron en la misma parcela y sobre los planos con el Jefe de Obra el proyecto de la Casa de la Música y el Teatro. /Jota de la Fuente
José Manuel Barrio y José Antonio Otero comprobaron en la misma parcela y sobre los planos con el Jefe de Obra el proyecto de la Casa de la Música y el Teatro. / Jota de la Fuente

Albergará el proyecto estrella del municipio, la Casa de la Música y el Teatro

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Barrio, visitó esta semana el inicio de las primeras demoliciones en la parcela y obra de construcción del proyecto bandera del municipio en este mandato, la Casa de la Música y el Teatro. Estuvo acompañado por José Otero, miembro del equipo de gobierno y portavoz del Partido Popular en Arroyo. Recorrieron la parcela en la que se levantará el complejo de edificios que albergará la actividad diaria de las asociaciones culturales de Arroyo, Banda Sinfónica, Escuela de Música Allegro y grupos teatrales.

El acta de replanteo se dejó firmada a finales de julio, antes de las vacaciones de verano. El compromiso de la empresa adjudicataria fue comenzar los derribos a finales de agosto, trabajos que durarán mes y medio aproximadamente. La idea transmitida al alcalde es que la primera piedra pueda ponerse a finales de octubre o primeros de noviembre, fecha en la que comenzarán las obras, que tienen un plazo de ejecución de 18 meses.

La constructora que resultó adjudicataria ha comunicado en la visita que la idea es que la obra esté finalizada y dispuesta para ser inaugurada a finales de enero del año 2019. Desde ese momento comenzará a prestar servicio, aunque todo hace indicar que de cara a los alumnos de la escuela de música podrán acudir a sus primeras clases en el curso 2019-20. El 30 de abril de 2018 tienen programado tener construida toda la estructura de los diferentes edificios que aglutina el complejo y comenzar con la parte interior. El armazón del auditorio tendrá una altura de 20 metros. Así lo comunicó el jefe de la obra, que ya está trabajando e instalando casetas con empleados de la constructora murciana.

«La obra salió licitada por 7.300.000 y ha sido adjudicada en 5.400.000 aproximadamente. Hay un ahorro considerable, dan todas las garantías y aunque luego salgan modificaciones por los imponderables de las obras, que como yo digo, las carga el diablo, aun así, seguirá saliendo muy rentable para Arroyo», explicó Barrio.

Zona revitalizada en Arroyo

A juicio del alcalde de Arroyo, «esa zona es magnífica y los dueños, que son privados, están haciendo esfuerzos por mover el mercado inmobiliario. La parcela es enorme, muy bien ubicada, e in situ no dice lo mismo que sobre los planos. Hay que abrir dos viarios, hay 30.000 metros de zona comercial y zona para viviendas». La parcela de la antigua Smurfit tendrá acceso desde la Avenida de Salamanca y unirá las zonas de la urbanización La Vega con el barrio de Vega de la Encomienda, encontrándose próxima al quinto colegio de Arroyo, recién inaugurado en su primera fase y que ha comenzado a prestar sus primeros servicios y clases esta misma semana.

Orthem Servicios y Actuaciones Ambientales SAU es la empresa murciana que se hará cargo de las obras del proyecto, con un recorte respecto al precio de salida de casi dos millones de euros (1.923.480 euros), que suponen una reducción del 26% respecto al precio de salida. Obtuvieron más de 95 puntos en la valoración de la mesa de contratación sobre los 100 posibles. La oferta definitiva presentada fue de 5.454.650 euros con el IVA incluido. La primera empresa que resultó adjudicataria, una UTE de Proyecon Galicia S. A., de Orense, y la sevillana Energía Construcciones S. L., fue desestimada al incurrir en baja temeraria, pues ofertó 5.155.000 euros, un recorte superior al 30% respecto a la media del resto de empresas que se presentaron a la licitación que, en concreto, fueron 17.

Del presupuesto de la obra, 99.029 euros corresponden a la demolición de las instalaciones de Smurfit, 134.799 euros de urbanización de una nueva plaza que dará acceso a la entrada al edificio, y 451.293 euros de coste de adquisición del equipamiento específico de las instalaciones, estudiado por la empresa MEG. A estos importes hay que sumar, lógicamente, el 13% de gastos generales, el 6% de beneficio industrial, y el pertinente 21% de IVA obligatorios.

El proyecto definitivo de La Casa de la Música y el Teatro de Arroyo de la Encomienda ha sido elaborado por el estudio del arquitecto Javier Arias Madero, de Arias Garrido Arquitectos S.L.P. La idea del autor del proyecto es representar un pentagrama, y cada uno de los edificios que componen el pentagrama asemejan ser notas musicales, componiendo una melodía.

El edificio pretende aglutinar la actividad cultural en Arroyo, así como los ensayos de la Banda Sinfónica del municipio, la escuela de música ‘Allegro’, que cuenta con 400 alumnos, los ensayos de la banda infantil, así como del resto de asociaciones culturales y teatrales de Arroyo. Se ubica en una parcela de 8.890 metros cuadrados. Dicha parcela, de propiedad particular, es parte de la enorme extensión en la que se ubicaba la fábrica de Smurfit. Los casi nueve mil metros han sido cedidos por la propiedad al Ayuntamiento como compensación por un acuerdo anterior y, por tanto, no han supuesto coste alguno para las arcas municipales en cuanto a su adquisición.

La Casa de la Música y del Teatro albergará un auditorio, apto para música y teatro, con capacidad para unas 650 personas, una Escuela de Música con aulas de diferente tamaño, desde 200 metros para ensayos de orquestas grandes, a 12 metros para ensayos de instrumentos individuales, además de una zona de administración.

Consta de dos edificios que se pueden diferenciar clara y volumétricamente. El auditorio será un cuerpo contundente y rotundo, icónico y visible, mientras que la escuela está compuesta de pequeños volúmenes más integrados en la imagen del parque. El auditorio es la pieza más grande y contundente de la construcción, sirve de icono, y será apreciable desde la distancia.

Auditorio como una caja de zapatos

La sala de butacas tiene las proporciones de una caja de zapatos, considerada a priori la geometría que mejor funciona acústicamente, e irá forrada de paneles de madera tratados superficialmente para una adecuada trasmisión o absorción del sonido.

Adosado al auditorio en su costado oeste se encuentra el edificio que alberga los camerinos y la administración. Este cuerpo se ubica entre el auditorio y la escuela de música, girándose en planta, de manera que sirve de transición formal entre ambos. Los camerinos comunes están en la planta sótano, y pueden llegar a ser compartidos por la sala de ensayo de teatro.

Fotos

Vídeos