El presidente de Independientes por Arroyo se desmarca de las decisiones de su partido

En primer término, Sarbelio Fernández en el transcurso del pleno municipal celebrado esta semana. /Jota de la Fuente
En primer término, Sarbelio Fernández en el transcurso del pleno municipal celebrado esta semana. / Jota de la Fuente

Sarbelio Fernández no votó durante el pleno municipal en el mismo sentido de sus propios concejales

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

«Me abstendré en la votación por no haber sido informado de este tema por el equipo de gobierno y ver que hay discrepancias con los importes que desconocía». Así explicó Sarbelio Fernández, concejal y presidente de Independientes por Arroyo (IPAE), partido que gobierna en el municipio bajo el mando de José Manuel Barrio, su decisión de no apoyar uno de los puntos del orden de día del pleno municipal de Arroyo celebrado esta misma semana. Todos los miembros del equipo de gobierno, compuesto por los concejales de IPAE y PP apoyaron la modificación de crédito propuesta, mientras que Ciudadanos y PSOE votaron en contra, con las abstenciones de los dos concejales de SISEPA y el propio presidente de IPAE.

Se da la casualidad que esa misma mañana, en un acto de presentación de un evento en la Diputación de Valladolid, el alcalde de Arroyo, a preguntas de periodistas, manifestó su intención de ser candidato a la alcaldía de Arroyo en las próximas elecciones municipales de mayo y que había tenido alguna conversación con dirigentes del PP. Presumiblemente Sarbelio Fernández encabezará la candidatura de IPAE.

La modificación de crédito en cuestión afectaba a un incremento en la partida del presupuesto general de 2018 para adquirir e instalar un suelo técnico con que se dotará la plaza de toros cubierta de La Flecha para mejorar la instalación, hacerla más práctica y confortable para la multitud de eventos que allí se celebran durante todo el año y que durante la semana pueda ser utilizado para la práctica deportiva, especialmente para los equipos de fútbol sala de Arroyo. El equipo de gobierno había destinado a tal fin la cantidad de 90.000 euros, y la recomendación hecha por los técnicos municipales tras visitar la plaza de Vistalegre en Madrid, dotada con un suelo similar y comprobar que había salido al mercado un suelo más eficaz y resistente, hizo incrementar esa cantidad en 50.000 euros más a propuesta de los propios técnicos.

Según explicó José Manuel Barrio, presumiblemente no será necesario utilizar los 50.000 euros incrementados. «Será algo menos, pero preferimos no pillaros los dedos». Esa cantidad será traspasada desde el remanente de tesorería. Según denunciaron los portavoces de la oposición, en lo que va de año, se han gastado 6.179.000 euros del remanente de tesorería que había a principios de año (16.000.000 euros) tras realizar 16 modificaciones de crédito y seis de ellas con potestad del pleno en los nueve meses transcurridos del año. El suelo que se va a adquirir e instalar cubrirá una superficie de 1.500 metros cuadrados, está compuesto por 6.300 paneles, soporta el tránsito de vehículos pesados, hasta 40 toneladas por metros cuadrado, y un operario monta 50 metros a la hora.

La decisión de Sarbelio Fernández llamó la atención, pues la instalación del suelo técnico de la plaza de toros había sido una propuesta y gestión suya cuando era concejal de deportes de Arroyo. Tras la celebración del congreso de IPAE y lograr ganar la presidencia fue destituido de sus responsabilidades como concejal de IPAE, siéndole retiradas las retribuciones correspondientes a la dedicación como concejal. En el transcurso del pleno de septiembre, al final del debate sobre este punto, cuando tomó la palabra, señaló que «creo que es una buena decisión instalar este suelo, es bueno para Arroyo y sus vecinos y el que se ha elegido en de muy buena calidad, el mejor», aunque se abstuvo en la votación por no haber sido informado por el equipo de gobierno al que pertenecía hasta antes de verano. La decisión no supone más que otro capítulo en las desavenencias existentes entre el presidente de IPAE y sus propios concejales a ocho meses vista de las elecciones municipales.

Todos los portavoces de la oposición mostraron su apoyo a la adquisición del suelo técnico para mejora de la instalación, conscientes de que se trata de un bien para los vecinos, aunque mostraron sus reticencias «por las formas», «por las prisas, urgencia y rapidez en la gestión», y por si «realmente hace falta un suelo tan resistente y caro o nos valdría con uno más económico», señaló Ramón Ruiz, del PSOE.

José Manuel Barrio zanjó el debate señalando que «no hay nada oculto. Lo aconsejaron los técnicos, ellos mismos buscaron el fabricante del mejor suelo de estas características actualmente en el mundo y nos lo propusieron. Estará instalado a finales de diciembre porque la empresa tarda al menos un mes en suministrarlo. Los que gobiernan tienen que tomar decisiones». Previamente Rafael Velasco, de Ciudadanos, criticó que «esto no es forma de gestionar. Utilizan el remanente a su antojo». Para Antonio Olmo, de Sisepa, «es una decisión más en la que se gastan los ahorros de los vecinos de Arroyo de los últimos 15 años». José Antonio Otero, portavoz del Partido Popular, puntualizó que «mejoramos las prestaciones con este suelo en un 300% con un incremento de la inversión de un 50%. Parece una buena decisión, hay dinero para ello, todo es legal y lo aconsejan los técnicos. Creo que evidente que la decisión en acertada. Nosotros representamos a los vecinos. Hay una reglas de juego en política aunque casi nunca gusten a la oposición, que muchas veces ve cosas raras donde no las hay».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos