Las peñas llenan de color La Flecha en un multitudinario inicio de fiestas

Cientos de peñistas participaron en el desfile inaugural de las fiestas/Jota De la Fuente
Cientos de peñistas participaron en el desfile inaugural de las fiestas / Jota De la Fuente

Antonio Fonseca repasó en su pregón los pasajes históricos del núcleo y sus recuerdos de niñez

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Cientos de jóvenes tiñeron de colorido con sus camisetas la Plaza España de La Flecha en la tarde de este martes para dar inicio a las fiestas en el núcleo más grande de Arroyo. Antonio Fonseca, pregonero de este año y vecino ilustre, que vela por contar día a día el devenir de vecinos, empresas y visitantes, cogió el testigo entregado previamente por el alcalde del municipio, José Manuel Barrio, en el balcón del Ayuntamiento, para recorrer en su pregón alguna curiosa anécdota histórica de La Flecha.

Las más de medio centenar de peñas de La Flecha gritaron y se divirtieron alentados por el ambiente y el sol, que al fin había vuelto a brillar. Fonseca llevó a los presentes al año 1140, cuando una tal 'Sancha de marras, que así se llamaba, nos regaló, así como suena, regaló a Arroyo y dos docenas de pueblos más a los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén en una encomienda con sede en Wamba y desde entonces no levantamos cabeza», explicó, repasando la hospitalidad del pueblo, los Jerónimos del Monasterio Del Prado, las desamortizaciones y los terratenientes, hasta la actualidad.

El pregonero recordó cuando con 16 años, en 1975, «compré una parcela a 472 pesetas el metro cuadrado. Me salió por 166.000 pesetas, ni mil euros de hoy», algo impensable e irreproducible a día de hoy, con reconocimiento y agradecimiento a la figura de sus hermanos, Antonio y Julián Fonseca, así como a Ana. Dedicó el pregón a la generación «tan variopinta que comenzamos a colonizar este barrio de la Flecha en unas condiciones parecidas a las del salvaje oeste de las películas, entre polvo y barro, haciendo cada uno su casa como podía o como sabía y, en especial, a quienes ya no están con nosotros», bautizándolos como la generación de La Barraca y El Parral. De inmediato comenzó el desfile de peñas, con concurso de limonada por cada una de las casetas.

Por la noche, miles de personas se concentraron en la misma plaza España para seguir la esperada actuación de la afamada orquesta gallega Panorama, referente nacional y que ayer escenificó en La Flecha la calidad de sus músicos y bailarines con una puesta en escena espectacular.

 

Fotos

Vídeos