El Partido Popular propone a José Manuel Barrio como candidato a la alcaldía de Arroyo

José Manuel Barrio acudirá a las urnas como candidato del PP tras su renuncia como afiliado de IPAE. /Jota de la Fuente
José Manuel Barrio acudirá a las urnas como candidato del PP tras su renuncia como afiliado de IPAE. / Jota de la Fuente

El profesor universitario y actual alcalde había comunicado previamente a IPAE su renuncia como afiliado de la formación independiente

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

José Manuel Barrio será el candidato del Partido Popular por Arroyo de la Encomienda en las próximas elecciones municipales del día 26 de mayo. Lo que era un secreto a voces se convirtió ayer en noticia y además de forma oficial tras la reunión de la junta local del PP de Arroyo que se celebró a última hora de la noche en el municipio. Todos los miembros de la mencionada junta local decidieron, por unanimidad, proponer al comité electoral su nombramiento. Barrio es el actual alcalde del municipio bajo las siglas de Independientes por Arroyo.

José Antonio Otero, presidente de la junta local del PP en Arroyo y portavoz municipal de su partido, fue el primero en realizar una valoración sobre el nombramiento nada más concluir la reunión. «Hemos tomado una buena decisión para el PP y para Arroyo. Y es muy bueno para seguir haciendo lo hecho hasta ahora y poder seguir cumpliendo una línea de trabajo y un proyecto de crecimiento del municipio. Sí pido que quienes votaron a IPAE confíen en este nuevo proyecto, porque estoy seguro que quienes votaron al PP lo van a seguir haciendo, porque estos últimos cuatro años, con este equipo, han sido muy fructíferos para Arroyo». La junta local y el candidato confeccionarán la lista una vez sea confirmado por el comité electoral del PP. En esa candidatura popular habrá varios actuales concejales de IPAE. Todos ellos han mostrado su apoyo, lealtad y fidelidad a José Manuel Barrio en repetidas ocasiones durante el último año. Sarbelio Fernández será, presumiblemente, el cabeza de lista de IPAE.

Precisamente en el día de ayer, minutos antes del nombramiento como candidato a la alcaldía por el PP, un comunicado del gabinete de comunicación de la propia alcaldía de Arroyo señalaba la renuncia de José Manuel Barrio a su condición de afiliado. Previamente, en la tarde del pasado viernes, el presidente de IPAE comunicó que expulsaba del partido al ahora candidato popular.

Los motivos por los que Barrio ha solicitado dicha baja, traen causa en el expediente disciplinario que «de forma indiscriminada» ha abierto Fernández a todos los concejales del Grupo Municipal, sembrando un «evidente malestar» en el seno del grupo, poniendo en evidencia y haciendo públicas todas las diferencias existentes en el partido Independiente. Así, el alcalde ha señalado que «no me gusta estar donde no me quieren. No puedo perder un minuto en discusiones que no llevan a nada. Esa es una de las cosas que se aprenden cuando se ejercen responsabilidades públicas. Me voy del partido IPAE, pero sigo siendo el alcalde de todos los vecinos con el apoyo de todos los concejales de mi grupo político –menos el señor Fernández- y con el respaldo del Grupo Municipal Popular».

Asimismo, Barrio ha señalado que «lamento que algunos se empeñen en dar la nota y poner en el debate público asuntos internos que sólo contribuyen a enredar. Por respeto a mis concejales, a toda la corporación y, sobre todo, a todos los vecinos de Arroyo; yo no puedo contribuir a ese juego. Muy al contrario, estoy obligado a trabajar, desde la alcaldía, para el mejor desarrollo de todos los asuntos que sí interesan a los vecinos y que, además, son mi responsabilidad. Los líos de un partido no pueden reflejarse en el día a día de la gestión municipal. Quien provoque esa situación, es irresponsable».

Por último, el alcalde ha señalado que el sólo quiere hablar de «lo mucho que hemos logrado en este mandato, de cómo hemos contribuido a poner las bases de un gran futuro para Arroyo de la Encomienda y de qué pasos debemos dar para ser parte de las grandes ciudades de Castilla y León y no perder el tren de la financiación local, afrontando con garantías los grandes retos que tenemos por delante al superar los veinte mil habitantes».