El párroco de Arroyo convoca a miles de fieles a sus bodas de oro

Don Mariano ante la iglesia románica de Arroyo. /Jota de la Fuente
Don Mariano ante la iglesia románica de Arroyo. / Jota de la Fuente

La imagen peregrina de la Virgen de Fátima permanecerá cuatro días en la iglesia de La Vega

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Los fieles de Arroyo de la Encomienda están de fiesta este viernes. Fiesta grande. Su párroco, don Mariano, cumple sus bodas de oro de su ordenación sacerdotal y estará acompañado por cientos de personas -miles según sus estimaciones-, en un día de celebración que se desarrollará en la nueva iglesia de la urbanización La Vega.

José Mariano Pérez Solano, que acaba de cumplir 74 años el pasado día 27 de agosto, apenas hace quince días, pleno de vitalidad, entusiasmo y su verborrea particular y popular, celebrará santa misa a las 12:00 horas en la iglesia de Santa María de la Vega. Posteriormente invitará a cuantas personas decidan acompañarle a un «pica pica», como él mismo define, en los aledaños campos de fútbol de La Vega, donde se habilitarán mesas corridas con refrescos y aperitivos. «Están invitados todas las personas que deseen acudir. No me gusta ser iluso, sino más bien sincero, y estimo que pueden congregarse entre 4.000 y 5.000 personas. Vendrá mucha gente, amigos, curas, de todas las parroquias por las que he pasado», explica entusiasmado don Mariano.

La imagen peregrina de la Virgen de Fátima en La Vega

Pero la sorpresa mejor guardada «mucho más importante que mi propia celebración de las bodas de oro», será la presencia durante cuatro días en la iglesia de La Vega de la segunda imagen de la Virgen de Fátima, la peregrina que ya consagró Juan Pablo II y que ha recorrido toda España y buena parte del mundo. La imagen llegó a Arroyo en la tarde del jueves y permanecerá allí hasta el domingo, tras la celebración que tendrá a don Mariano como protagonista, momento en el que la Peregrina partirá rumbo a Barcelona. Coincidiendo con su estancia, en la tarde del sábado se realizará una procesión de antorchas por las calles aledañas a la iglesia en la urbanización La Vega. «Celebrar 50 años de sacerdocio es muy importante, pero es mucho más importante, infinitamente más importante, la presencia de la Peregrina entre nosotros estos cuatro días. Ese sí es un lujo».

Don Mariano estudió en el Seminario de Valladolid. Posteriormente cursó sus estudios universitarios en la Pontificia de Comillas, en Cantabria. Sus posteriores estudios «civiles», como denomina, fueron de Filosofía y Letras, donde se doctoró en la Complutense de Madrid. Se ordenó sacerdote el 23 de septiembre de 1967 en el seminario de Valladolid. Su primera misa la predicó en la iglesia de San Juan de nuestra ciudad, y la segunda en su pueblo, Montemayor de Pililla. Permaneció de coadjutor dos años en Tordesillas, cuatro años más en Villán de Tordesillas y en Robladillo, uno en la iglesia de San Juan, cuatro en Valdestillas y otros cuatro en la iglesia de San Martín, «donde la imagen de La Piedad», señala don Mariano. Los últimos 37 años de sacerdocio los ha desarrollado en Arroyo de la Encomienda. Los primeros 25 en La Flecha, y desde hace once se ocupa de atender las parroquias de Arroyo núcleo -San Juan ante Portam Latinam- y La Vega -Santa María de La Vega-.

En apenas once meses cumplirá los 75 años, y será entonces cuando presente «mi carta de renuncia a atender la parroquia, no al sacerdocio, por supuesto. Veremos quién está entonces en el cargo de Arzobispo. Ojalá sea don Ricardo Blázquez, una bellísima persona, sin ánimo de ser adulador. Quién esté entonces, decidirá si debo seguir o dar un paso a un lado». Previamente a ese momento, hoy celebrará sus bodas de oro concelebrando con cuantos sacerdotes decidan acompañarle. «Si no hubiera sido un día festivo tan importante y con tantas misas en parroquias e iglesias y fiestas populares, hubieran venido más de 60 sacerdotes, pero será difícil que acudan todos», concluye don Mariano, genio y figura. Y párroco de Arroyo.

Fotos

Vídeos