Padres de Arroyo denuncian sentirse presionados por la Dirección Provincial de Educación para cambiar o elegir colegio

Colegio Atenea, en Vega de la Encomienda (Arroyo). /Jota de la Fuente
Colegio Atenea, en Vega de la Encomienda (Arroyo). / Jota de la Fuente

Les han comunicado la eliminación del transporte escolar al colegio Kántic@ de Sotoverde tras la apertura del colegio Atenea en Vega de la Encomienda

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Varios padres de niños escolarizados en ciclos de educación infantil y primaria en Arroyo de la Encomienda se sienten presionados por la Dirección Provincial de Educación para que cambien a sus hijos de colegio, especialmente quienes residen próximos al quinto colegio, inaugurado al inicio de este curso escolar, el CEIP Atenea, ubicado en Vega de la Encomienda, tras recibir un escrito en el que les comunican que desde septiembre no seguirá habiendo transporte escolar hasta Sotoverde, donde están matriculados. Arroyo presenta un área urbana disgregada, con varias arterias de comunicación importantes que suponen un obstáculo y grandes distancias, con problemas de comunicación en algunos casos si no existe la posibilidad de vehículos propios.

En un escrito, firmado por María Agustina García Muñoz, Directora Provincial de Educación, se comunica a la directora del CEIP Kántic@, ubicado en Sotoverde, con fecha 28 de febrero y entrada en el centro escolar el día 5 de marzo, que «para el curso escolar 2018/2019, ningún alumno de nueva escolarización en los CEIPS de Arroyo va a disponer de transporte escolar». Los padres afectados creen que se trata de una medida de presión para que cambien a sus hijos ya escolarizados de centro, pasando del Kántic@ al Atenea. El escrito continúa señalando que «de conformidad con la Orden EDU/926/2004, el alumnado de infantil y primaria de Arroyo de la Encomienda no tiene derecho a transporte escolar», aunque sí se estaba sirviendo este servicio. La Dirección Provincial justifica que Arroyo cuenta con cinco colegios y que el alumnado no tiene problemas espaciales para acceder a uno de los centros, puesto que la distancia existente entre el domicilio y el centro escolar no es determinante para entender que exista dicha dificultad, por lo que no procede autorizar el servicio de transporte escolar.

Sucede que los niños que viven en Vega de la Encomienda, cuando tuvieron que elegir colegio en cursos pasados, no pudieron acceder al más cercano, el Margarita Salas, en La Vega, por estar completo. De ahí que sus padres fueron dirigidos al Kántic@ de Sotoverde, con transporte gratuito. En septiembre abrió el colegio Atenea, próximo a estos domicilios. Ahora los padres se encuentran en la tesitura de tener que elegir entre cambiar a sus hijos de colegio o perder el transporte, algo que consideran una medida de presión, con la excepción de nueve alumnos. La distancia entre puerta y puerta de los colegios Atenea y Kántic@ es de 4,2 kilómetros, debiendo superar las avenidas de Salamanca y Aranzana, sin que sea posible acceder en transporte público coordinado. Estos padres deberán transportar necesariamente a sus hijos desde el próximo setiembre en vehículos particulares o colaborando entre vecinos, a no ser que decidan interrumpir la escolarización de sus hijos en el Kántic@, dejando allí a sus compañeros por los nuevos del Atenea.

Además, el escrito indica a la directora del Kántic@ que «en el presente curso escolar hay una serie de alumnos que están utilizando la parada de transporte escolar de Vega Mahía y no deberían estar utilizándola, por existir plazas vacantes para los niveles educativos que están cursando en el CEIP Atenea». Tal y como explican los padres, «excluyen del servicio de transporte escolar a un grupo de niños que tienen su parada en Vega Mahía por el mero hecho de tener un centro educativo cercano a su domicilio. Como padres de esos niños consideramos que es una decisión discriminatoria, además de una forma de presión para que se cambien de centro educativo», explicaban ayer mismo padres y madres afectados en la misma puerta del colegio. El escrito resuelve que «sólo se va a permitir seguir utilizando esta parada a dos alumnos de 4º, a tres alumnos de 3º y a cinco alumnos de 5º de primaria, así como a los hermanos pequeños de estos alumnos».

«Que el nuevo colegio no se llene no es cosa de ocho familias y que el colegio llegue años tarde no es nuestro problema. Se olvidan de que ellos pusieron el distrito único y ellos permiten que cada centro tenga una metodología distinta, por lo que, como padre puedo elegir el que más se ajuste a cada familia», recuerdan varias de las familias afectadas.

Para concluir, los padres afectados señalan que «animamos a la Junta a que transformen el Atenea en un Instituto, que esa es la necesidad actual y dejen de tomar decisiones discriminatorias con nuestros hijos pequeños». En realidad, el colegio Atenea ha sido concebido como colegio para infantil y primaria, aunque su fin último será convertirse más pronto que tarde, en el segundo instituto de Arroyo, vista la evolución demográfica, los índices de matriculación en el municipio, y la configuración del edificio en construcción anexo al habilitado ya en el colegio Atenea. En septiembre de 2019 está previsto que abra sus puertas el primer instituto de Arroyo, ya adjudicado, y que estará entre La Flecha y Sotoverde, en la avenida de Aranzana.

El alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, recibió ayer a mediodía en su despacho al grupo de padres afectados y que denuncian sentirse «presionados y discriminados por la Junta», donde fueron atendidos y escuchadas sus inquietudes.

 

Fotos

Vídeos