Arroyo vive con algarabía el inicio de las fiestas en honor a ‘San Juanillo’

fotogalería

Las dos pregoneras de Arroyo,Teodosia Burguillo y Mª Luisa Zalama, junto al alcalde, José Manuel Barrio. / Jota de la Fuente

  • Ayer se abrió al tráfico el ampliado y peatonalizado puente sobre la A-62 entre Arroyo y Sotoverde

El barrio que ha dado origen al Arroyo actual comenzó ayer sus fiestas patronales en honor a San Juan Evangelista, ‘San Juanillo’, como proclaman todos los vecinos del barrio chico del municipio, esencia del enorme municipio que a día de hoy roza los 20.000 habitantes.

Fotos

  • Fiestas de Arroyo. Pregón y desfile de peñas (1/2)

  • Fiestas de Arroyo. Pregón y desfile de peñas (2/2)

Y como prueba de esa esencia, el pregón, pronunciado desde el balcón del edificio etnográfico, estuvo protagonizado por dos vecinas ilustres y entrañables del municipio, Teodosia Burguillo Hernández y Mª Luisa Zalama Barrigón, quienes a sus 86 y 93 años de edad, conocen a la perfección cada vecino, cada rincón y cada anécdota de las vividas en aquel Arroyo que apenas superaba los 200 habitantes no hace tantos años. Se trataba de un homenaje a la tradición y a los mayores de Arroyo. En realidad, el pregón fue pronunciado, dada la avanzada edad de las protagonistas, por la concejala de Cultura, Isabel Mansilla, aunque el ¡Viva Arroyo, viva San Juan!, lo exclamó el alcalde, José Manuel Barrio, acompañado por casi toda la corporación, el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y la Alcaldesa de Boecillo, María Ángeles Rincón. De inmediato, las diez peñas de Arroyo comenzaron el desfile tradicional por las calles, amenizado por la Electro-Charanga, con una excelente temperatura sin que volviera a llover -lo había hecho, tímidamente, a primera hora de la tarde-.

fotogalería

Peñistas y vecinos de Arroyo. / Jota de la Fuente

A fin de evitar trastornos en el tráfico, ayer mismo se aceleraron los trabajos y se abrió al tráfico el remodelado, ampliado y peatonalizado puente sobre la A-62 que une Arroyo con Sotoverde por la carretera de Ciguñuela, descongestionando este acceso sur al municipio y La Vega.

«Cuando ellas llegaron a Arroyo el pueblo tenía alrededor de trescientos vecinos que residían en dos núcleos, Arroyo, donde nos encontramos alrededor de su iglesia Parroquial que hoy, como ayer, sigue albergando la imagen de San Juan, y La Flecha, al calor de la fábrica de harinas de la que la barriada adquirió su nombre. La identidad de Arroyo siempre ha estado vigente sobre todo en los vecinos que establecieron su residencia y sus costumbres cerca de la iglesia», comenzó explicando Isabel Mansilla en su pregón de inicio de fiestas.

El pregón recordó como tanto Teodosia como Mª Luisa no olvidan cómo enviaban mensajes de amor en los lazos de las rosquillas que tan amorosamente decoraban. «Gracias a personas como ellas, seguimos teniendo, en nuestro programa de fiestas de San Juan, la recogida de rosquillas de solteras y de casadas, aunque esos códigos secretos que existían ya se han perdido. A lo mejor los pretendientes de Teodosia y Mª Luisa se colgaron al cuello los lazos de sus rosquillas como símbolo del amor de las muchachas. A lo mejor concedieron algún que otro baile a algún mozo guapo en la Panera, donde el pueblo se reunía a bailar y a enterarse de las últimas noticias», dijo Mansilla.

Respecto a qué querían ambas protagonistas que se dijera en el pregón, la respuesta fue clara y concisa: «cuenta que trabajamos mucho. Personas como Mª Luisa y Teodosia han trabajado mucho toda su vida. Primero como hijas, después como madres y aun ahora son indispensables como abuelas de sus respectivas familias. La identidad de Arroyo sigue viva en Teodosia y Mª Luisa, pero también en las nuevas generaciones que siguen disfrutando de las fiestas». Finalmente, el breve, pero sentimental pregón pidió «a San Juan, nuestro patrón, que a pesar de ser de pequeña estatura se hace grande una vez al año que nos volvamos a ver todos en las próximas fiestas», entre el aplauso de los vecinos y peñistas congregados.

Arroyo ya vive cinco días de diversión, entre su plaza mayor, la zona del frontón y el Parque del Socayo, lugar donde se ubican las peñas, los hinchables y las vaquillas en espacios especialmente habilitados para ello.

Viernes 5 de mayo

10:00 h. Diana por las calles del Municipio a cargo de la

Charanga Sal de Compás.

13:00 h. Actuación Rumbera a cargo del Grupo Agüita Salá.

Lugar: Plaza San Juan.

17:00 a 18:00 h. Parque solo adultos.

Lugar: Detrás del Frontón.

17:00 h. Juegos populares para niños, PUCHEROS Y CINTAS.

Lugar: C/ Mirasol.

18:00 a 20:00 h. Parque Infantil.

Lugar: Detrás del Frontón.

21:00 h. Actuación del Grupo Wilson & Willsonetis, tributo a Fito.

Lugar: Plaza San Juan.

23:00 h. Sesión de Baile a cargo de la Orquesta MALASSIA.