Diez orejas en el festival benéfico de Arroyo

fotogalería

Los protagonistas del festival salen a una plaza abarrotada. / H. SASTRE

  • El evento colgó el cartel de 'No hay billetes'

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La fusión del flamenco, el caballo y el toro, maridado en un mismo escenario, encuentra siempre aliados en un mismo público, fiel al quejío de la guitarra flamenca y a los olés de toreo y rejoneo. Cuando Jonatan Núñez (cajón), Carlos de Paz (guitarra) y Juan Carlos Sanz (cante) interpretaron los 'Alfileres de colores' para el número de Compás Ecuestre, en un ruedo transformado en tablao flamenco, las palmas del abarrotado coso de Arroyo de la Encomienda crujían al compás de la ovación, como introducción a lo que esperaban ver. Porque ayer en Arroyo había ambiente de tarde importante, con colas para tomar café y dificultades en el aparcamiento. No en vano, hacía cinco días que la empresa Por Naturales, organizadora de este festival taurino con picadores, en colaboración con el Ayuntamiento de Arroyo, había colgado el cartel de 'No hay billetes'. Más de 3.000 localidades agotadas para disfrutar de un festejo benéfico (a favor de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Valladolid) y en una fecha casi primaveral pero de tarde lluviosa.

La ovación fue atronadora cuando Diego Ventura, a caballo, y Juan José Padilla, Francisco Rivera, Cayetano, Francisco José Espada y Ricardo Maldonado pisaron el ruedo para hacer el paseíllo. La plaza en pie, como homenaje a este gesto solidario que los cinco diestros tenían con una enfermedad aún desconocida para gran parte de la sociedad. Abría cartel Diego Ventura, el rejoneador que esta misma semana se sumaba a la causa 'Todos con Paola' con el anuncio de que subastará el traje y montura con los que triunfó en Madrid para que la hija del banderillero vallisoletano Juan Bautista pueda tener un chaleco vibratorio que le ayude a respirar (padece fibrosis quística). 'Aperador', gacho de cuerna, fue el primero de los novillos de Castilla de Huebra en asomar por toriles. Salió distraído, abanto en la embestida al caballo, pero rápido consiguió Ventura que el animal fijara su noble tranco en los jacos. Repetidor, Ventura dejó casi que alcanzara al caballo en banderillas en un milimétrico toreo equino. Tres quiebros casi imposibles, en la misma cara del novillo, consiguieron desatar las primeras ovaciones. Pero mató mal, a la segunda, con un rejón trasero que requirió descabello. Premiado con una oreja.

Juan José Padilla, el ciclón de Jerez, arrancó su faena con varias largas cambiadas y tafalleras. Llegaba con ganas al coso cubierto de Arroyo, así que no dudó en deleitar al público con su exitoso tercio de banderillas. Dejó dos pares arriba y un tercero bis (primero falló) al violín desde el estribo. Muletazos de rodillas, con un circular incluido, y una faena de más a menos en la que terminó toreando en las distancias cortas, con desplante incluido, le valieron para arrancar las dos orejas al novillo, previa estocada entera pero tendida.

Paquirri, que dejó una tanda de verónicas, se animó también con las banderillas, con un buen tercio que le obligó a saludar ante un público completamente entregado. Derechazos y naturales, molinetes y pases mirando al tendido se sucedieron ante el buen novillo de Castillejo, al que finiquitó con una estocada delantera y desprendida pero que no le privaron de las dos orejas.

Volteretas casi seguidas

Su hermano Cayetano lidió con un buen astado de Castillejo, con el que se gustó a la verónica antes de que diera dos volteretas casi seguidas. Exquisito el ejemplar por el pitón derecho, Cayetano dejó bellos muletazos a pies juntos y terminó incluyendo molinetes de rodillas con los que cautivó al respetable. Estocada hasta la bola tras tirarse a matar con toda la fuerza. Dos orejas más. Peor suerte tuvieron Francisco José Espada y el vallisoletano Ricardo Maldonado, que se toparon con sendos novillos de peor condición. Espada, con un novillo abanto, consiguió dejar un par de buenas tandas de derechazos. Le cortó las dos orejas. Con una se tuvo que conformar el novillero Ricardo Maldonado –con un grado de madurez adquirido en su toreo–, por encima del flojo y despistado novillo, al que dejó algunos naturales muy templados pero con el que falló en espadas.