Un millar de personas participan en el XII Día de la Bici de Arroyo

Instantes previos a la salida de la marcha desde la plaza de España de La Flecha. /Jota de la Fuente
Instantes previos a la salida de la marcha desde la plaza de España de La Flecha. / Jota de la Fuente

La climatología fue la mejor invitada a una mañana lúdica, saludable y deportiva

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El reguero de ciclistas que se veía a primera hora de la mañana camino de la plaza de España de La Flecha hacía pensar que algún evento estaba convocado en Arroyo de la Encomienda. Efectivamente, la convocatoria era la del XII Día de la Bici. Que la mayoría de esas personas subieran la cuesta de la avenida de Aranzana hacia La Flecha a pie, con la bici de la mano, así como sus atuendos informales, deportivos, eso sí, pero no específicos, invitaban a pensar dos cosas más, que la actividad no tenía un carácter competitivo y que la mayoría de vecinos del municipio aprovecharon ayer para desempolvar sus bicicletas de los garajes y trasteros ahora que empieza a hacer buen tiempo. Hubo hasta quien se apuraba hinchando las ruedas instantes antes de la salida, bomba en mano.

XII Día de la Bici en Arroyo (1/3)

XII Día de la Bici en Arroyo (2/3)

XII Día de la Bici en Arroyo (3/3)

En cualquier caso, fuera cual fuera el motivo, bienvenido sea. La XII edición del Día de la Bici de Arroyo congregó a cerca de un millar de personas, en una mañana que invitaba a pasear por Arroyo. El termómetro de la plaza de España de La Flecha marcada 25 grados a las once de la mañana. Habrá que revisar ese sistema de medición. La mañana era buena, pero no tanto, con sol, sin aire, y unos 17 grados en el ambiente. La tremenda tormenta de primera hora de la tarde del día anterior había servido para limpiar calzada, asfalto y aceras y refrescar el primaveral ambiente. Mañana perfecta para una práctica lúdica, saludable, divertida y deportiva, en familia, con muchos niños soltándose de los patines y pegando sus primeros volantazos e incluso sufriendo sus primeras caídas y rozones en codos y rodillas. Y los adultos, que alguno también dio con los huesos en la acera y asfalto, tampoco evitaron algún que otro susto.

Recogieron sus dorsales antes de la salida unas 800 personas, pero muchas se fueron incorporando a la marcha organizada una vez comenzada la misma, por las calles del recorrido, o solamente acudiendo a la posterior fiesta en el Parque del Socayo. Allí disfrutaron de la actividad conjunta de Zumba, gentileza del centro deportivo Xperience, de Sotoverde, más de mil personas, muchas de ellas sin dorsal. Ha sido un éxito de mañana y de convocatoria.

A las 11:00 horas partieron los ciclistas desde la Plaza de España de La Flecha, recorriendo calles del barrio arroyano y de La Vega, hasta llegar al mencionado Parque del Socayo. La marcha tuvo un recorrido de ocho kilómetros y contó con la organización de la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Arroyo, del Club Ciclista Arroyo, la Policía Local del municipio, dos ambulancias, así como más de una docena de voluntarios de Protección Civil de Arroyo, que realizaron el recorrido en bici junto con el resto de participantes, velando por la seguridad en cruces y confluencias con el tráfico de vehículos a motor. Jesús, el animador de la prueba, dio las últimas instrucciones, y tras el saludo del alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, los ciclistas comenzaron una tranquila y agrupada marcha.

Los participantes recorrieron de forma organizada varias calles de La Flecha, hasta desembocar en la Avenida de Aranzana, para cruzar la Avenida de Salamanca por la rotonda de la V-30 de forma agrupada y rápida con el fin de no afectar el tráfico en una vía de acceso a la capital tan concurrida, para entrar en la urbanización La Vega por la calle José Luis Lasa, paseando por sus amplias avenidas hasta la zona lúdica y recreativa de Arroyo, el Parque del Socayo, donde se realizó el avituallamiento, consistente en un refresco o agua y piezas de fruta.

Esta edición presentaba la novedad de premiar la bicicleta con mejor decoración. El premio fue a parar a manos de una niña, Daniela Mucientes López, que había decorado su bicicleta simulando ser un dragón. La organización sorteó varios lotes de regalos, gentileza de Hipercor, Decathlon y Bicicletas Ortega. Los tres premios gordos de la mañana, tres fantásticas bicibletas, fueron a parar a manos de Marcos Santana, Juan Luis Redondo y Alejandro Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos