El Mercado de Arroyo concita mucho público y anima el domingo en el municipio

Dos de Picas animó El Mercado de Arroyo. /Jota de la Fuente
Dos de Picas animó El Mercado de Arroyo. / Jota de la Fuente

El grupo musical Dos de Picas ofreció dos conciertos que animaron la mañana y la tarde

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El Mercado de Arroyo vivió ayer uno de los domingos más multitudinarios de todas las ediciones celebradas hasta el momento. Cientos de personas llenaron los pasillos de la plaza multifuncional y cubierta de La Flecha, tanto por la mañana como por la tarde. Arroyo fue un hervidero de personas durante toda la mañana de ayer. La celebración del concierto de Santa Cecilia y El Mercado de Arroyo en instalaciones separadas apenas por 200 metros convirtieron La Flecha en un ir y venir de visitantes, melómanos y aficionados al ocio, a la cultura y a las compras, en una sensacional jornada dominical, vivida con un gran ambiente.

El frío con que amaneció el día, con temperaturas por debajo de cero grados en el termómetro, no impidió la masiva asistencia al evento, en un recinto cómodo y confortable, con calefacción, que completó los 50 espacios disponibles para la venta. El grupo Dos de Picas, dúo vallisoletano de versiones pop y rock de los años 80 y 90, debutó en El Mercado de Arroyo ayer, interpretando versiones de destacados grupos del panorama nacional e internacional. Redondearon un día de ambiente festivo en el municipio con sus temas archiconocidos.

Aún restan tres días más de Mercado de Arroyo antes de finalizar el año 2017, la del 3 de diciembre y una doble los días 16 y 17 de diciembre, con especial implicación del ayuntamiento de Arroyo, que hará coincidir en el espacio su tradicional y famoso belén viviente.

Ayer había puestos de antigüedades, coleccionismo, libros, moda -ropa y calzado-, música, juguetes, bisutería, complementos y gastronomía, destacando embutidos de León y Salamanca, quesos de Castilla, así como vinos y productos de la región y de Extremadura. Además, acudieron tres ONGs a la jornada de ayer, el Grupo Alegría, la Asociación de ayuda al pueblo saharaui y Haren Alde, la ONG de los Agustinos Recoletos, que vendieron sus productos y artículos con fines claramente benéficos, cada uno con sus objetivos.

El alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, no dudó en inscribirse en ‘La Colmena que Dice Sí’, presente ayer en El Mercado de Arroyo, justo antes de comprar, al igual que hizo la concejala de Cultura de Arroyo, Isabel Mansilla, varios kilos de naranjas y mandarinas de un puesto de venta de fruta de un vecino arroyano, que tenían una presencia y sabor sensacionales. El propietario de Frutas Linares, vecino de Arroyo desde hace muchos años, no dudó ayer en «probar cómo funcionan mis productos en un mercadillo de estas características. No quería quedarme con la intriga». Ofrecía a la venta exquisitas clementinas, higos secos del Jerte, naranjas, nueces de Villagarcía y melones de temporada especiales de Brasil. «Somos fruteros de toda la vida y estoy muy contento. Venía a presentar mi género, pero me ha sorprendido la cantidad de gente que hay, lo cómodos que estamos repartidos en los puestos y las ventas que estamos haciendo, y eso que aún resta toda la tarde. La mañana, desde luego, ha estado animadísima», explicó su propietario.

Otro de los puestos que repetían presencia ayer en El Mercado de Arroyo era el de ‘Tu Piel Coreana’, gestionado por Montse Paniagua, una tienda on line de cosméticos coreanos. Esta cacereña, vecina y residente en Arroyo ofrecía «cosméticos coreanos, como mascarillas, cremas faciales, tónicos, un poco de todo para el cuidado de la piel. A partir de dos euros ya ofrezco mascarillas y tengo gran variedad de productos y artículos», explicaba Montse Paniagua. «Ya estuve en el último domingo que hubo Mercado de Arroyo y hoy repito. Hay ambiente y bastante movimiento. Viene mucha gente a dar una vueltecita», señaló.

En tres semanas, el fin de semana anterior al puente de diciembre, regresa El Mercado de Arroyo, con variedad de productos y puestos de venta, aforo casi completo y repitiendo la fórmula de un grupo o intérprete musical que anime la estancia de compras en el recinto en doble sesión, una coincidiendo con la hora del vermú y otra a media tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos