Medio centenar de personas se concentran en La Flecha con motivo del Día Internacional de la Mujer

Concentración frente al ayuntamiento de Arroyo. /Jota de la Fuente
Concentración frente al ayuntamiento de Arroyo. / Jota de la Fuente

Frente al ayuntamiento leyeron un manifiesto al concluir una marcha reivindicativa desde RÍO Shopping en la que solo participaron simpatizantes de CCOO

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Medio centenar de personas, entre ellas unas 40 mujeres, se concentraron a mediodía frente al ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, en la plaza de España de La Flecha, convocadas por Comisiones Obreras y UGT de Castilla y León, con el fin de lograr que sus trabajadores se sumaran a los paros con motivo del Día Internacional de la Mujer. Lo cierto es que solamente acudieron trabajadoras con vestimentas y adornos morados que representaban al sindicato CCOO. Nadie representó ni portó signos identificativos a UGT, ni en los centros de trabajo, ni en la marcha ni en la lectura del manifiesto frente al ayuntamiento. Todo ello rodeadas de un amplio dispositivo policial.

Previamente se realizó la lectura de un manifiesto en la puerta de acceso a IKEA, en RÍO Shopping. Una vez concluido este acto, en el que estuvo presente la concejala y portavoz del PSOE en Arroyo, Beatriz Fraile, las personas allí congregadas partieron en una marcha a pie hasta la sede del ayuntamiento de Arroyo, donde se volvió a proceder a la lectura del documento anterior, con la incorporación de trabajadoras de Alimerka, supermercados DIA, ALDI e Hipercor, entre otras. Esta lectura se produjo minutos después de las 13:00 horas. Las proclamas y lemas del manifiesto giraban en torno a las expresiones «igualdad», «más hechos y menos palabras», «por la igualdad real, por los avances en derechos, y frente a cualquier riesgo y amenaza», «sumamos fuerzas», o «#HechosYa».

En el acto de La Flecha estuvo presente Antonio Olmo, único concejal de Arroyo presente en esta fase de la reivindicación, así como su predecesor en el cargo de portavoz de Sisepa en el municipio hasta que dimitió, Raúl Nazario García, hoy en día uno de los responsables provinciales de CCOO.

Texto íntegro del manifiesto leído en Arroyo de la Encomienda:

Con la recuperación de la democracia en nuestro país y el reconocimiento expreso de la igualdad como derecho fundamental en nuestra Constitución, en la normativa comu¬nitaria europea y en la legislación internacional, iniciamos una senda hacia la equiparación de derechos de las mujeres, cuyo desarrollo, aunque lento y defectuoso, supuso el logro de sig¬nificativos avances y el objetivo irrenunciable de alcanzar la plena igualdad entre mujeres y hombres.

Cuatro décadas después, a pesar de los avances, persisten las desigualdades históricas que han dado lugar a la dis¬criminación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida. Además, hemos asistido a un periodo en el que la igualdad de derechos de las mujeres sufría una regresión durante la crisis económica, y cómo tras la misma, surgen movimientos reac¬cionarios cuyo objetivo prioritario es eliminar los importantes avances alcanzados.

Ante esta coyuntura, y conscientes de que existen importantes intereses y resistencias en contra de la plena equiparación de derechos de las mujeres en nuestra sociedad, que con argumentos intolerables pretenden destruir los logros que con tantísimo esfuerzo se han ido conquistando, consideramos que nos encontramos en un momento decisivo para el avance de los derechos de las mujeres. Nuestra lucha histórica por la igualdad se debe poner en pie con fuerza renovada para pe¬lear y exigir con más ahínco, contundencia, y firmeza nuestros derechos; lucha en la que todas las mujeres, conscientes de la desigualdad que soportamos, debemos unirnos ahora más que nunca.

Para UGT y CCOO el logro de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres es un compromiso que forma parte de nuestro ideario sindical, y su logro y mantenimiento un objeti¬vo prioritario irrenunciable.

Condenamos todas las formas de violencia machista, cuya ex¬presión más brutal, repulsiva e intolerable son los asesinatos de las mujeres por el hecho de ser mujeres; las agresiones sexuales, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, que de forma cotidiana sufren mujeres y niñas, así como todas aquellas otras formas de violencia contra las mujeres en todos los ámbitos, en el hogar, en la calle y en el trabajo.

La invisibilidad de la violencia machista, la normalización so¬cial de la misma y las manifestaciones y estrategias de apoyo, refuerzo y perpetuación de esta violencia, deben ser comba¬tidas a todos los niveles y en todos los ámbitos y escenarios.

Condenamos así mismo todas las formas de desigualdad y discriminación que padecen las mujeres en el ámbito familiar, social, político, y económico. Destacamos las que tienen lugar en el mundo del trabajo: en el acceso al empleo, en la segre¬gación ocupacional, y en las condiciones de trabajo, por la desigualdad salarial que padecen, por la mayor precariedad, por la ausencia de medidas eficaces que garanticen la con-ciliación y la corresponsabilidad de la vida personal, laboral y familiar, la falta de reconocimiento del trabajo remunerado y el no remunerado, la ausencia de un sistema de protección social igualitario.

Las Confederaciones sindicales de CCOO y UGT hacemos un llamamiento al conjunto de la sociedad a la participación activa de todas y todos en las movilizaciones que se van a llevar a cabo en pro de la consecución del pleno y efectivo derecho a la igualdad de todas las mujeres, para denunciar cualquier vulneración de los derechos constitucionales, poner fin al retroceso experimentado en la última década y a las amenazas del más anquilosado y arcaico sector del patriar¬cado.

Así mismo exigimos al Gobierno, a las formaciones políticas y a las empresas, la adopción de medidas eficaces y efectivas para combatir la discriminación y la desigualdad que aún si¬guen soportando las mujeres.

• Avanzar en la eliminación de las violencias machis¬tas, garantizando el estricto cumplimiento de las medidas acordadas en el Pacto de Estado contra la violencia de género y garantizar su impacto para mejorar la situación de estas mujeres.

• Hacer efectivo el diálogo social e impulsar la negocia¬ción colectiva, incrementar las políticas activas de empleo, exigir planes de igualdad en todas las empresas amplian¬do su ámbito de aplicación legal a empresas de menos de 250 trabajadores/as, así como la adopción de medidas de acción positiva dirigidas a eliminar la discriminación y la desigualdad en el empleo y en la protección social.

• Reforzar y garantizar los instrumentos y recursos de vigilancia, control y sanción de la Autoridad Laboral para el cumplimiento efectivo del principio de igualdad en el ámbito laboral.

• Adoptar medidas y políticas que garanticen la efec¬tiva corresponsabilidad entre mujeres y hombres para el reparto equitativo de las responsabilidades familiares, que hagan posible la compatibilización del trabajo y los cuidados sin efectos negativos para las mujeres, como la equiparación del permiso de paternidad al de maternidad, entre otras.

• Aprobar una ley de igualdad salarial que contribuya de forma eficaz a combatir la brecha salarial eliminando la discriminación retributiva entre hombres y mujeres.

• Adoptar medidas y políticas dirigidas a lograr la re¬presentación paritaria en los órganos de representación y decisión del conjunto de las estructuras sociales, econó¬micas y políticas de la sociedad española

• Poner en marcha un modelo educativo igualitario y fortalecer los servicios públicos, especialmente en Educa¬ción, Sanidad y Servicios Sociales, así como garantizar la existencia y viabilidad de infraestructuras públicas para la atención y cuidados de calidad, accesibles y adecuados, de niños y niñas, especialmente menores de 0 a 3 años y de personas mayores y/o en situación de dependencia

• Llevar a cabo la ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo digno de las trabajadoras del hogar y garantizar que España apruebe el Convenio Internacional sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

Desde UGT y CCOO, reiteramos, nuestra permanente denuncia por la inacción institucional y gubernamental de Europa ante el drama de las personas que han huido de sus países en conflicto, buscando refugio o asilo y el especial impacto que sufren las mujeres y niñas, que en muchos casos son víctimas de abusos y violaciones.

CCOO y UGT llamamos a trabajadoras y trabajadores tanto a su participación activa en los distintos actos, movilizaciones y manifestaciones que tendrán lugar en fechas sucesivas, como a secundar la convocatoria de paros laborales para el próximo día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.