Los Hoteleros concluyen en Arroyo la urgencia de la internacionalización de Villanubla

Hoteleron reunidos en El Jardín de la Abadía de Arroyo. / Jota de la Fuente

La Asociación de Hoteles de Valladolid profundizó en Arroyo sobre las acciones de desarrollo necesarias para convertir a Valladolid en un destino turístico internacional

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Valladolid y Castilla y León no pueden pretender su internacionalización sin que el aeropuerto de Villanubla reciba vuelos extranjeros. Esa es la conclusión más importante y el déficit de nuestra ciudad a la hora de atraer profesionales, congresos y empresas, a la que llegaron el medio centenar de asistentes a la asamblea de verano de la Asociación de Hoteles de Valladolid, que se celebró ayer durante toda la mañana y parte de la tarde, compartiendo almuerzo de trabajo, en Arroyo de la Encomienda, en las instalaciones del hotel Jardín de la Abadía.

«Ninguna empresa extranjera se instalará en Valladolid si no tienen posibilidad de acceder en vuelos desde París, Londres, Berlín o Centroeuropa sus empleados, directivos, responsables y proveedores». Así de contundente resumía al término de las sesiones de trabajo Francisco de Frutos, presidente de Hoteles de Valladolid.

Valladolid quiere posicionarse como destino turístico internacional y para ello cree esencial el papel de los medios de transporte como el avión y el tren de alta velocidad en la llegada de turistas extranjeros al destino. Para profundizar sobre los recursos existentes y analizar las posibles vías para conseguirlo, Hoteles de Valladolid organizó ayer, coincidiendo con su asamblea, una mesa de trabajo con representantes de Renfe, del aeropuerto de Villanubla, federación de agencias de viajes y la asociación club de empresas para la promoción de Valladolid.

Medio centenar de profesionales analizaron las posibilidades, tanto de la ciudad como de la provincia, como destino turístico internacional. A la comida se unieron representantes de entidades implicadas en este propósito como el director del aeropuerto de Villanubla, Pedro San Martín, el presidente de la Federación de agencias de viaje de Castilla y León, Pablo Parrilla, Jesús Saiz Barriocanal, representante de RENFE y Juan Useros, presidente de la Asociación Club de empresas para la promoción de Valladolid.

Hoteles de Valladolid realiza un balance de situación dos veces al año y en esta ocasión ha contado con la presencia de más de 40 hoteles de la provincia. En la asamblea se expusieron los informes por parte del presidente, Francisco de Frutos y de la gerente, Chelo Miñana, evaluándose tanto la actividad de la asociación como el calendario anual de eventos y las previsiones de actividad turística en la ciudad. Para finalizar la mañana, Juan Useros, como responsable de la Asociación club de Empresas para la promoción de Valladolid, de la que Hoteles de Valladolid forma parte, trató de dar su punto de vista a la situación de bloqueo que padece Valladolid por la nula actividad de vuelos internacionales en su aeropuerto de Villanubla.

Francisco de Frutos explicó tener identificados los problemas que tiene el sector, evaluando estrategias de mejora. «Debemos optimizar eventos deportivos e incentivar el turismo de congresos», indicó. Sin duda, la estrella de la jornada de ayer que acaparó gran parte de las demandas es «que deben volver vuelos internacionales con Milán, París, Londres, o Berlín, porque jamás vendrán turistas a Valladolid peregrinando por Madrid y sus conexiones con Valladolid para llegar hasta nosotros. Ha llegado el momento de que las instituciones cojan el testigo, valoren la importancia de nuestras demandas y apuesten por dotar a Villanubla de la llegada de compañías con vuelos internacionales que aporten dinamismo, economía y empleo», indicó de Frutos.

Los hoteleros de Valladolid piden que las administraciones potencien Villanubla, utilizando el mecanismo de la herramienta del aeropuerto. Es una estructura que apoya los diferentes elementos del turismo. Los representantes de los hoteles de Valladolid coincidieron en señalar que los turistas, a medida que adquieren mayor poder adquisitivo, buscan transporte más rápido, diligente, cómodo y eficaz, mientras que «los chavales que acuden a Valladolid a jugar torneos deportivos lo hacen en bus desde cualquier rincón de España, compartiendo autobús y comiendo un bocadillo». El turista de nivel, europeo, que busca enoturismo, por ejemplo, desea viajar cómodamente, en avión, llegar pronto a la ciudad de destino, en vuelos chárter. «No podemos aspirar a tener congresos relevantes o visitantes de alto nivel adquisitivo si no tenemos buena conectividad aérea. Esto no solo afecta a Valladolid y su provincia. A Salamanca, León y Burgos le vendría fenomenal que hubiera cerca un aeropuerto con conectividad internacional, y por ubicación, Villanubla es, sin duda ni discusión, la mejor opción en Castilla y León», explicó de Frutos.

Respecto al ferrocarril, el AVE es una conexión brillante y muy utilizada, pero «es un AVE de medio gas, que conecta con Chamartín y no lo hace con Atocha. ¿Hasta cuándo este AVE de medio nivel? Hay que aprobar en los próximos presupuestos la utilización compartida y la conectividad entre el AVE que llega desde Valladolid, norte y oeste de España y ambas estaciones en Madrid. Las administraciones deberían plantearse este déficit que tenemos aquí», concluyeron los hoteleros.

Por último, los hoteleros coincidieron en señalar que el liderazgo debe ser del Club de Empresas. Juan Useros, su responsable, explicó que «el secreto está en unir fuerzas entre implicados y trabajar juntos para obtener mejores resultados. Soy optimista. Se puede sacar mucho cuando estamos hablando de 80 empresas que tenemos en la oficina de congresos asociadas ya. Hay empresas que nos están llamado para asociarse. A finales de año seremos más de 200 empresas y al término del año 2018 seremos 400 empresas. 400 empresas unidas, peleando y demandando es un motor de muchos caballos que empujará mucho».

Fotos

Vídeos