Los hermanos García Candau, nuevos fichajes del Club Balonmano Arroyo

Simón García Candau. / Jota de la Fuente

Simón y Alvaro García Candau, dos vallisoletanos con amplia trayectoria en el balonmano nacional.

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El Gerovida Arroyo de 1º División Estatal no ha tardado ni dos días en presentar nuevas incorporaciones al equipo después de anunciar la de su nuevo portero, Juan Carlos Cabada.

En esta ocasión se trata de una doble incorporación, la de los hermanos Simón y Alvaro García Candau, dos vallisoletanos con amplia trayectoria en el balonmano nacional.

Simón A. García Candau, 26/03/1990, central, con capacidad para jugar en toda la 1ª línea, ha destacado en la División de Honor Plata, jugando los seis últimos años en el Balonmano Nava, equipo en el que deja un enorme vacío por la intensidad de su juego y su habilidad para controlar el tiempo del partido, no estando, en modo alguno, falto de gol. Se trata de un jugador que se ajusta como un guante al diseño que Jose Angel Delgado Ávila ha decidido para su equipo de cara a la temporada 2017/2018. Razones de trabajo le alejan de la División de Plata, por fortuna para el equipo arroyano, con el que se compromete fiel a su manera de ser, con toda la intención de dar lo mejor de sí y llevar al equipo a su mejor clasificación histórica, no en vano, el reto del equipo es exigente: cuanto menos, jugar la fase de ascenso, avanzando partido a partido de manera constante y decidida.

Entre sus compañeros, gente con experiencia en competiciones de máximo nivel como Sergi Grossi y Juan Carlos Cabada, referentes de la categoría como Roger Grossi, Alfonso Mayo y Jose Manuel Rodríguez, así como otros jugadores jóvenes de excelente proyección que ayudarán sin duda a alcanzar dichos retos. Y entre ellos, desde esta misma temporada, estará también su hermano menor y siguiente incorporación del equipo, Álvaro García Candau.

Álvaro, es un jugador rápido, fibroso, penetrador, con capacidad para jugar en el central y en el extremo izquierdo; tiene amplia experiencia en categorías provincial y segunda nacional, además de haber pasado por los mejores equipos de cantera del balonmano provincial. Tras jugar la temporada pasada en el Tercer Tiempo vallisoletano, su suma al proyecto del Gerovida Arroyo con la intención de hacerse con un puesto en el equipo y ponerle las cosas muy difíciles a su entrenador. Su carácter competitivo es un gran aval de entrada en el equipo.

El Gerovida Arroyo confirma así su 16º jugador y sigue trabajando para cerrar el mejor equipo posible de cara a la próxima temporada.

Por su parte, el equipo técnico ha planificado ya la pretemporada, que comenzará el próximo 1 de agosto con las habituales sesiones de preparación física, que se alternarán con distintos partidos amistosos de los que iremos dando cumplida noticia.

Fotos

Vídeos