El ayuntamiento de Arroyo inicia el expediente de disolución de EMUVA

José Antonio Otero y José Manuel Barrio en la comparecencia en que explicaron los detalles de la disolución de EMUVA. /Jota de la Fuente
José Antonio Otero y José Manuel Barrio en la comparecencia en que explicaron los detalles de la disolución de EMUVA. / Jota de la Fuente

La empresa municipal de suelo y vivienda ha sido la responsable del desarrollo urbanístico y de infraestructuras del municipio desde 2004

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El alcalde de Arroyo de la Encomienda convocó por sorpresa a media mañana de ayer a los medios de comunicación en rueda de prensa para comunicar la decisión del equipo de gobierno de iniciar los trámites y el expediente de disolución de EMUVA. Estuvo acompañado del cuarto teniente de alcalde y portavoz del Partido Popular, José Antonio Otero. Existen precedentes de disolución de sociedades similares, como fue el caso de Laguna de Duero.

Arroyo está a punto de superar la cifra oficial de los 20.000 habitantes empadronados, aunque a día de hoy, como así reconoció ayer su alcalde, los ha superado sobradamente en cifras de residentes. EMUVA se constituyó en el año 2004, meses después de la aprobación del PGOU del municipio con el fin primordial del ejecutar las infraestructuras básicas del desarrollo del Arroyo que estaba por hacerse, cuando apenas llegaba a los 7.000 habitantes. Sus empleados no eran funcionarios públicos y se buscaba agilidad a la hora de ejecutar los proyectos del desarrollo de Arroyo, en lo que respecta a grandes infraestructuras, viales, avenidas, vías de comunicación, puentes y elementos de comunicación, buscando agilidad y eficacia en la tramitación. En el año 2011 se transformó en una empresa de servicios una vez concluyeron con rapidez las grandes obras de infraestructuras en Arroyo. Desde entonces apenas ha participado en la ejecución de obras nuevas de calado y ha comenzado a sufrir desequilibrios presupuestarios.

Sirva como ejemplo que la gran obra que está en la actualidad en ejecución en Arroyo, la Casa de la Música y el Teatro, no se ve afectada por EMUVA, sino que se ejecuta bajo la supervisión de técnicos municipales de Urbanismo y, en parte, subvencionada con la consignación a los planes provinciales de la Diputación de Valladolid. La plantilla de EMUVA ha aumentado considerablemente desde que pasó a ser una empresa de servicios, que se encarga, entre otras cuestiones, de la atención ciudadana, de algunos proyectos, como el actual area multifuncional de La Flecha, en plenos trabajos de movimiento de tierras y con un presupuesto superior a los 800.000 euros, del mantenimiento de las instalaciones existentes, así como de la gestión del campo de golf de Sotoverde, por poner algunos ejemplos. Tanto es así que EMUVA ha pasado de los cuatro empleados con que comenzó su andadura, un ingeniero de caminos, una gerente, un aparejador y una persona de administración, a los actuales 19 empleados actuales.

«No tiene sentido mantener una sociedad que podría entrar en pérdidas en poco tiempo, de ahí nuestro análisis y decisión», señaló José Manuel Barrio en su comparecencia, para añadir que «prima el interés general en la decisión. Los trabajadores pueden estar tranquilos, que se cumplirá la legalidad y la decisión de los técnicos. Nos reuniremos con ellos y yo hablaré personalmente con todos y cada uno de ellos».

Recientemente se ha constituido un grupo de trabajo para realizar el proceso de disolución de la sociedad que, a su vez, se han dividido en tres grupos de trabajo, uno económico-financiero, otro jurídico y otro de recursos humanos. «Las reuniones y comisiones están siendo muy técnicas y no hacen más que desarrollar la voluntad política, totalmente consensuada», señaló Barrio. El pleno de febrero comenzará a aprobar los primeros pasos del expediente de disolución.

La previsión es que EMUVA esté disuelta antes de concluir el año, para que cuando haya que elaborar los presupuestos del año 2019 pasen a ser integrados, no consolidados. Así, cuando concluya el mandato del actual equipo de gobierno de Arroyo, EMUVA habrá desparecido. «La labor de EMUVA fue encomiable y es la principal causa del desarrollo del actual municipio», coincidieron en señalar tanto Otero como Barrio.

EMUVA costaba a las arcas municipales unos 100.000 euros en la actualidad. Habrá que ver que sucede con los 19 empleados actuales, aunque todo hace indicar que se producirá una subrogación de todos ellos, que pasarán a depender directamente del ayuntamiento. «La administración española es muy garantiste en material laboral. Se cumplirá la ley, la norma y la jurisprudencia en todos los casos, pero nadie debe preocuparse», concluyó José Manuel Barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos