Arroyo y Zaratán solucionan sus problemas de vertido de aguas residuales

El Consejero de Fomento con los alcaldes de Arroyo, Viana y Zaratán. /Jota de la Fuente
El Consejero de Fomento con los alcaldes de Arroyo, Viana y Zaratán. / Jota de la Fuente

Con una inversión de más de cinco millones de euros

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó ayer los colectores de las localidades del alfoz de Valladolid, Arroyo de la Encomienda y Zaratán, y que ponen fin a sus problemas de vertido de aguas residuales con una inversión de más de cinco millones de euros y la conexión a la EDAR de Valladolid.

Las obras han consistido, en ambos casos, en conectar sus respectivos colectores con la Estación Depuradora de Aguas residuales de Valladolid capital, solucionando así los problemas de vertido que padecían ambas localidades del alfoz. El importe de los dos proyectos ha ascendido a 5,4 millones de euros, de los que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha aportado 4,6 millones y los respectivos ayuntamientos el resto. En ambos casos Somacyl realizará el mantenimiento de los colectores por un periodo de 25 años. Con ambas obras se evitan los malos olores y el vertido al río Pisuerga. Son servicios y obras invisibles, al ir bajo tierra, que desbloquean el planeamiento urbanístico de Zaratán, por ejemplo, y con una importante obra de ingeniería civil en el caso de Arroyo, pasando soterrada la tubería de conexión bajo el cauce del Pisuerga.

José Manuel Barrio y el Consejero Suárez-Quiñones atienden a los medios de comunicación.
José Manuel Barrio y el Consejero Suárez-Quiñones atienden a los medios de comunicación. / Jota de la Fuente

Suárez-Quiñones visitó a primera hora de la mañana la conexión de Zaratán y, posteriormente, se dirigió a la planta de bombeo de Arroyo, ubicada en el parque lúdico de La Vega, a orillas del río Pisuerga, junto enfrente de la EDAR de Valladolid. El Consejero ha destacado en su visita que «la depuración de las aguas en los municipios de Castilla y León de más de 2.000 habitantes es prácticamente una realidad, ya que está garantizada en más del 97 % de los municipios», siguiendo los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales fijados en la normativa europea. Los presupuestos para 2017 contemplan una partida cercana a los 17 millones de euros para saneamiento y depuración, de los que 4,3 millones corresponden a la provincia de Valladolid.

Arroyo de la Encomienda, con una población próxima a los 20.000 habitantes, «tenía una depuradora obsoleta, incapaz de tratar todo el vertido procedente de sus diferentes urbanizaciones, lo que generaba malos olores y vertidos deficientes al cauce», señaló el Consejero. Ahora funciona una nueva estación de bombeo, con tres colectores de 800, 1.500 y 300 milímetros que recogen todos los vertidos de los diferentes barrios de Arroyo para ser bombeados hasta la depuradora de Valladolid para su tratamiento. Para ello ha sido necesario realizar tres perforaciones bajo el Pisuerga de 350 mm. cada una y colocar tres bombas 50 Kw. Además, se ha instalado un tanque de tormentas para almacenar los primeros 675 metros cúbicos de cada tormenta para mandarlos posteriormente a la EDAR.

Interior de la estación de bombeo en Arroyo.
Interior de la estación de bombeo en Arroyo. / Jota de la Fuente

José Manuel Barrio, alcalde de Arroyo, indicó en la visita del consejero que «es una gran obra que nos favorece a todos los municipios. A los vecinos de Arroyo nos ha evitado olores, llevamos tres semanas conectados, a pleno rendimiento y estamos muy satisfechos».

El presupuesto de este proyecto ha sido de 2.484.130 euros, de los que el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda ha aportado 375.000 euros y servirá para dar servicio a casi 55.000 habitantes equivalentes, frente a los 12.000 de capacidad de la depuradora que ha dejado de prestar su uso.

El municipio de Zaratán, con 6.200 habitantes, vertía sus aguas sin depurar al Arroyo Madre, con mezcla de agua limpia y agua sucia, tratándose en parte la mezcla y aliviando el resto. Para solucionarlo se ha procedido a entubar todos los vertidos y conducirlos mediante tres tuberías de 600, 1000 y 2000 milímetros hasta el sistema de aguas residuales de la ciudad de Valladolid. Actualmente el Arroyo Madre ya no recibe vertidos y sus aguas llegan limpias al Pisuerga.

Responsables de la obra civil explican el proyecto a las autoridades.
Responsables de la obra civil explican el proyecto a las autoridades. / Jota de la Fuente

El presupuesto de este proyecto ha sido de 2.989.425 euros, con una aportación municipal de 450.000 euros. La población beneficiada con este proyecto será de 17.000 habitantes equivalentes.

A juicio de Susana Suárez, alcaldesa de Zaratán, «es una gran obra, llevamos conectados desde principios del 2.016 y hemos aprovechado para hacer un sendero bici por encima del Arroyo Madre y mejora la calidad de vida de los vecinos de Zaratán».

Ambas localidades llevan sus aguas residuales a la Estación Depuradora de Valladolid, en funcionamiento desde 1999, al igual que lo hace el municipio de Laguna de Duero y próximamente Simancas. Este agrupamiento permite obtener mayores garantías de funcionamiento y beneficios de las economías de escala que se producen ahorrando costes de explotación y mantenimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos