Arroyo supera los 20.000 empadronados

Virginia y Alfonso, padres de Mario, con el libro de Familia en el registro del Ayuntamiento de Arroyo para inscribir al pequeño./Ramón Gómez
Virginia y Alfonso, padres de Mario, con el libro de Familia en el registro del Ayuntamiento de Arroyo para inscribir al pequeño. / Ramón Gómez

Un niño de cinco meses, Mario Hernández Renedo, es el nuevo vecino que rompe la barrera

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Un bebé de cinco meses, Mario Hernández Renedo, se convirtió en protagonista cuando sus padres, Virginia y Alfonso, acudieron al registro del Ayuntamiento de Arroyo a cumplimentar los datos de su inscripción como vecino del municipio. Nacido a principios del pasado mes de febrero en el hospital Río Hortega, Mario fue bautizado ayer en una ceremonia familiar, y su empadronamiento ha permitido que Arroyo pase de los 20.000 habitantes.

Así, este municipio vallisoletano se convierte en el cuarto núcleo de población de la provincia de Valladolid en superar tan significativa cifra –tras la capital, Laguna de Duero y Medina del Campo–, con todo lo que supone económica, administrativa y organizativamente. No obstante, superar esa cifra no será efectiva hasta que se confirme en el padrón que se publicará oficialmente en enero de 2019.

Los padres de Mario residen en el arroyano barrio de Las Lomas, cerca del centro deportivo Xperience, desde hace cinco años. En 2013, cuando aún eran novios decidieron que Arroyo era un lugar perfecto para establecer su proyecto de vida y de familia. Son el fiel reflejo del modelo de familia que reside en la actualidad en el municipio, un matrimonio joven, que comienza a formar una familia con la llegada del risueño Mario. Ambos trabajan en la docencia, les gusta compartir tiempo y experiencia con amigos y son deportistas en activo. Virginia es maestra de Educación Infantil en Valoria la Buena y Alfonso es profesor de Física y Química en la ESO y Bachillerato en el colegio San Agustín de Valladolid.

Una vez inscribieron a su hijo en Arroyo de la Encomienda, el alcalde, José Manuel Barrio, recibió a los tres integrantes de la familia en su despacho. Allí tuvo el detalle de regalarles una reproducción en miniatura de la iglesia de San Juan ante Portam Latinam, joya románica ubicada en Arroyo núcleo, y una medalla honorífica del municipio. Durante media hora charló con los padres y se interesó por su experiencia como vecinos en Arroyo, así como las necesidades o carencias que habían detectado.

«Nos gustaba mucho, el pueblo estaba creciendo, amplios espacios, mucha luz, gente joven, edificios y barrios nuevos. Nos pareció un lugar ideal para establecer la familia. Además, el precio. Las casas aquí eran algo más baratas que en la capital y teníamos claro que Arroyo crecería mucho y nos ofrecería todo lo necesario», explicó la mamá de Mario, Virginia, en la conversación con el alcalde.

Todo el entorno de amigos de la pareja buscaba piso en el año 2012 y centraron su mirada en Arroyo. De hecho, varias parejas de amigos suyos son vecinas en el mismo barrio, hasta cuatro matrimonios formados a día de hoy. «Vivimos fenomenal en Arroyo, tenemos facilidad para movernos, para salir a la autovía camino del trabajo, el centro de salud lo tenemos muy a mano. Sí es cierto que no contamos con tantas tiendas como si viviéramos en La Flecha, pero las zonas de salir están muy bien y podemos pasear», aseguran.

A los 30.000 en unos años

José Manuel Barrio valoró lo que supondrá para Arroyo este cambio de cifras. «Pasamos a depender de la Junta y del Estado. Dejamos de depender de la Diputación, pero son nuevos retos que debemos afrontar, porque ya sabíamos que llegaría y estábamos preparados para ello. De hecho, vista la evolución, creceremos en los siguientes meses y llegaremos a los 30.000 habitantes en los próximos años. Arroyo está diseñado con previsión para ello. Es un orgullo que superemos la cifra con este niño. Tan solo un 3,4% de la población de Arroyo son personas mayores». La mayor masa poblacional es menor de 25 años y a lo largo de 2019 superará en cifra de población a Medina del Campo.

Competencias sociales y en seguridad, y cuatro concejales más a partir de 2023

Tres aspectos en los que cambiará la vida diaria en el Ayuntamiento de Arroyo son el económico, competencial y orgánico o administrativo. En el aspecto económico el municipio pasa a ser parte del Fondo de Cooperación Local de la Junta de Castilla y León para los municipios de más de 20.000 habitantes, que desde ahora serán 16, abandonando el amparo de los Planes Provinciales. Arroyo cambiará de escala en la Participación en Tributos del Estado, que es una transferencia directa que pasa el Estado todos los años. Depende de la población –de forma directa, esto es, más población, más dinero– pero también de otras variables como el esfuerzo fiscal.

Dentro del aspecto competencial, Arroyo pasará a ser titular de los siguientes servicios: protección civil, evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social, prevención y extinción de incendios e instalaciones deportivas de uso público. Ser titulares de la competencia «no significa que debamos hacerlo directamente –por ejemplo, parque de bomberos– sino que podemos hacerlo en asociación con administraciones mayores como la Diputación», explican fuentes municipales.

Por último, en el aspecto orgánico administrativo, Arroyo pasará de 17 a 21 concejales. Computará en las elecciones de 2023, no en las de 2019, puesto que la referencia es el primer día del año inmediatamente anterior a las elecciones. Habrá hasta diez concejales con dedicación exclusiva, una retribución máxima de 55.000 euros anuales para cada uno de ellos y respecto al personal eventual y de confianza, Arroyo podrá tener hasta siete contratados bajo este estatus.

Respecto a los Planes Provinciales de la Diputación de Valladolid, al ser aprobados bianualmente, están en ejecución los del bienio 2018-19, por lo que no se verán rebajados para Arroyo hasta concluir el próximo año. La mayor parte de la aportación ha sido destinada a las obras de la Casa de la Música y el Teatro, que será inaugurada en el primer trimestre de 2019. Electoralmente y de cara a la organización de la corporación municipal y de los plenos tampoco va a afectar en las próximas elecciones. En la actualidad hay 17 concejales y será la misma cifra la que los vecinos elijan en las elecciones del 26 de mayo próximo. Sin embargo, de cara al siguiente mandato, en las elecciones municipales de 2023, Arroyo contará con, al menos, 21 concejales.

Arroyo cuenta actualmente con cinco colegios, un instituto en construcción y varias guarderías. «La zona de Las Lomas es el futuro de Arroyo. Tendrá un supermercado y una farmacia, estamos trabajando en ello», asegura Barrio, que llegó a Arroyo hace más de cuatro décadas, en el año 1977.

 

Fotos

Vídeos