Arroyo solicitará la bajada del importe de la factura del agua

Votación favorable a la aprobación del convenio de depuración de aguas residuales (IPAE, PP y C´s). / Jota de la Fuente

Tras aprobar el convenio de depuración de aguas con los votos favorables del equipo de gobierno (IPAE y PP), las abstenciones de PSOE y C´s y el voto en contra del único concejal de Sisepa

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El Equipo de Gobierno del ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda solicitará la posible bajada del recibo de agua, una vez se confirmen los datos estimados para la aprobación del Convenio. El Pleno municipal de ayer en Arroyo de la Encomienda aprobó el convenio resultante de las negociaciones conjuntas de Arroyo, La Cistérniga, Laguna de Duero, Simancas y Zaratán con Valladolid. Votaron a favor los diez concejales del equipo de gobierno (IPAE y PP), con las cinco abstenciones de PSOE y Ciudadanos y el voto en contra del único concejal de Sisepa.

La negociación que se ha mantenido en los últimos meses entre los alcaldes de los municipios arriba citados y el Ayuntamiento de Valladolid, ha dado sus frutos resultando de ellas unos precios por metro cúbico depurado mucho más bajos que los previstos en el convenio que hasta la fecha estaba encima de la mesa. Si bien es cierto que el precio que aparece en el convenio que ayer aprobó el Ayuntamiento de Arroyo, y que deberán ratificar el resto de ayuntamientos firmantes, apenas llega a los doce céntimos de euro por metro cúbico, a ese precio habrá que sumarle todos los costes derivados de la participación de SOMACYL y el volumen de agua realmente depurada que las estadísticas confirmen en un periodo «no menor de un año» según palabras de los técnicos conocedores del Convenio y ratificadas por el propio alcalde, José Manuel Barrio.

Según las cifras que barajan en los servicios técnicos de Arroyo de la Encomienda, el coste real dará un margen muy escaso para la negociación, pero se trata de «intentar que los vecinos no paguen un solo céntimo de euro más de lo estrictamente necesario», según palabras del propio alcalde que cuenta con «todo el apoyo» de sus socios de gobierno en esta materia.

En los diferentes turnos de intervención se escucharon frases como «se pretende cerrar una etapa negra con el agua», según indicó Rafael Velasco, portavoz de Ciudadanos, quien sí reconoció que «al menos ahora tenemos la certeza que se depuran las aguas residuales y será más barata el agua para los vecinos». Para José Antonio Otero, del PP, se trata de un «convenio digno, con mejoras de equipamiento y la eliminación de malos olores, mejorando sensiblemente la calidad de vida de los vecinos de Arroyo». Para Antonio Olmo, de Sisepa, «la gestión del agua en Arroyo es turbia. Felicito al ayuntamiento de Valladolid por la desprivatización del servicio», mientras que Beatriz Fraile, del PSOE, alabó «la buena voluntad entre los dos ayuntamientos. Instamos al ayuntamiento a que se siente a hablar con Aquona para que no se beneficie la empresa privada por un servicio que cuesta 0´11 euros y nos cobra 0´53 euros. No podemos oponernos al convenio».

José Manuel Barrio tomó la palabra para indicar que «cumplimos todos los parámetros de control de los vertidos. El convenio es satisfactorio y solo se cambia un punto que estaba vinculado al convenio de Valladolid, que lo han cambiado y nosotros nos vemos obligados a hacer lo mismo. Si hubiese algo extraño, ilegal o no estuviéramos cumpliendo, no nos habrían dejado enganchar».

Finalmente, Isabel Mansilla, portavoz de IPAE, indicó destacó «la capacidad de negociación del ayuntamiento de Arroyo. Ahora todos los habitantes del alfoz van a tener un servicio de agua justo. Las aguas vuelven a su cauce», concluyó.

Dimisión de Juan Carlos Presa

Al finalizar el pleno se produjo la dimisión, ya anunciada por este medio ayer, del concejal de Seguridad Ciudadana y Vialidad, Juan Carlos Presa, «estrictamente por motivos profesionales». Tras intervenir, público y concejales aplaudieron sus palabras, con el agradecimiento expreso por parte del alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, «por su labor concienzuda y eficaz» durante los dos años que ha permanecido en el cargo. Se trata de la quinta dimisión de un concejal en Arroyo en lo que va de mandato. Virginia Ingelmo ocupará el puesto de concejal por IPAE en el equipo de gobierno en el pleno del último miércoles de septiembre.

Nadie ocupa la plaza libre en Sisepa

Nadie acudió ayer tampoco a ocupar la plaza vacante que existe en el grupo municipal de Sisepa tras la dimisión de Mónica González. El turno correspondía a Henar Sanz, que por la mañana renunció al cargo ante el Secretario Municipal. Correrá turno en la lista saltando también a Diego Alonso, que renuncia igualmente, de tal forma que el puesto del segundo concejal de la formación llegará a la sexta persona de la lista, Gloria Vázquez de Prada, quien sí parece aceptará el cargo y lo prometerá en el pleno de septiembre, toda vez la corporación municipal de Arroyo cogió ayer vacaciones de verano hasta después de agosto.

Fotos

Vídeos