Arroyo recupera la plenitud de concejales

VIrginia Ingelmo juró ante el alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, en su regreso al pleno como concejala de IPAE. / Jota de la Fuente

Virginia Ingelmo (IPAE) y Gloria Vázquez de Prada (SISEPA) juraron y prometieron sus cargos

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

La actividad política ha regresado a Arroyo de la Encomienda con la celebración del primer pleno tras las vacaciones de verano, correspondiente al mes de septiembre. Y los 17 concejales lo hicieron con fuerza. Cuatro horas de sesión repartidas en treinta minutos para aprobar los seis puntos del orden del día y tres horas y media para las seis mociones presentadas y los ruegos y preguntas. Tres de las mociones fueron aprobadas y otras tantas rechazadas.

El pleno volvió a recuperar la plenitud en la cifra de concejales -17-, al tomar posesión de sus actas Virginia Ingelmo y Gloria Vázquez de Prada, por IPAE y SISEPA, respectivamente. Virginia Ingelmo sustituye a Juan Carlos Presa, quien dimitiera en junio por motivos laborales. Ingelmo ya tiene experiencia de legislaturas anteriores, siendo concejal de Cultura hasta hace dos años. Virginia juró la Constitución y se hará cargo de la Concejalía de Seguridad, mientras que la otra concejalía que ostentaba Presa, Movilidad, pasará a ser responsabilidad de José Antonio Otero, socio de gobierno y portavoz del PP. Vázquez de Prada prometió la Constitución y sustituye a Mónica González, tras cuatro meses y después de correr dos turnos en la lista con la que la formación concurrió a las elecciones municipales, llegando hasta el sexto puesto, que era el ocupado por Vázquez de Prada, como segunda concejal de la formación. María Henar Sanz y Diego Alonso renunciaron al cargo previamente.

Gloria Vázquez de Prada prometió el cargo ante el alcalde, José Manuel Barrio. / Jota de la Fuente

El pleno de Arroyo aprobó interponer un recurso de casación contra una sentencia del TSJ de Castilla y León anulando sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº3 de Valladolid sobre una modificación de la relación de puestos de trabajo de la policía municipal de Arroyo. En realidad, se trataba de un mero formalismo, pero necesario, por un defecto de forma en la tramitación del expediente. También se desestimó el recurso de reposición presentado por la empresa Tenis Pódium sobre la resolución del contrato de concesión de la gestión del Club Deportivo La Vega o el restablecimiento del equilibrio económico del contrato.

Tres mociones fueron rechazadas, dos del PSOE y una de Sisepa. El PSOE solicitaba que se iniciaran los trámites para la disolución y liquidación de EMUVA y que se modificara la ordenanza general de gestión, recaudación, liquidación e inspección de tributos. Ambas fueron rechazadas por el equipo de gobierno (IPAE y PP), sumándose C´s en la segunda. El alcalde de Arroyo sí confirmó, no obstante, que ya han comenzado reuniones para dilucidar y decidir el futuro de la empresa municipal de suelo y vivienda de Arroyo (EMUVA). Sisepa propuso modificar de las bases de ejecución del presupuesto municipal para conferir a las mesas de contratación carácter meramente técnico. Su portavoz, Antonio Olmo, se encontró con los votos en contra del equipo de gobierno.

Otras tres mociones fueron aprobadas. IPAE y PP presentaron de urgencia un manifiesto de rechazo al referéndum catalán, Ciudadanos la apoyó, mientras que PSOE y SISEPA se abstuvieron. También salió adelante una moción presentada por el PP instando a la defensa del mundo rural y a favor de la lucha contra especies exóticas.

Donde sí hubo unanimidad fue en la moción presentada por el PSOE instando a la Junta de Castilla y León a la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la iglesia de San Juan Ante Portam Latinam, ubicada en Arroyo núcleo, tras una apasionada lectura del texto por parte de su portavoz, Beatriz Fraile.

Fotos

Vídeos