«Arroyo ya no es un pueblo. Debe estar gestionado por un político»

Rubén Raedo. /Jota de la Fuente
Rubén Raedo. / Jota de la Fuente

Rubén Raedo optará el sábado a la presidencia de Independientes por Arroyo

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El economista y asesor de la alcaldía de Arroyo de la Encomienda Rubén Raedo ha decidido presentar su candidatura a la presidencia de Independientes por Arroyo, partido que gobierna en el municipio desde su fundación, allá por el año 2007. Raedo, a sus 42 años, especializado en desarrollo regional y local, supone una apuesta decidida por el Arroyo del futuro, cuando supere la cifra de los 20.000 habitante.

¿Por qué ha decidido presentar su candidatura?

Porque los compañeros del equipo de gobierno y una importante masa social me están pidiendo que dé el paso a la primera línea y que se me empiece a ver. Porque cuento con el apoyo de muchas personas y tengo un modelo de partido que va a representar a todos los sectores de Arroyo de la Encomienda, no solo a los tradicionales a los que, por supuesto, tendremos en cuenta porque sin ellos no tiene sentido mi proyecto, así como el resto de áreas y sectores de Arroyo.

¿Qué funciones asume el presidente de IPAE?

Marcar la acción política del partido, que se tiene que ver reflejada en la acción de gobierno del grupo municipal. Para eso se necesita criterio, saber qué Arroyo de la Encomienda queremos dentro de diez años, cómo movilizar la masa social, no solo del partido, sino de todo el municipio. Se necesita conocer cómo funciona un ayuntamiento, las leyes y cuestiones que afectan a la gobernabilidad y, sobre todo, se necesita que haya sintonía con el grupo municipal propio. Si el presidente del partido no tiene sintonía con el resto del grupo municipal mal vamos.

¿Ser el presidente del partido significa ser el candidato a la alcaldía?

No es el debate. Ser presidente del partido implica lo dicho anteriormente y que nadie está por encima del partido ni por encima de los estatutos del partido. No lo digo yo, sino que lo dice la Constitución española, que marca claramente que los partidos políticos tienen que tener un funcionamiento democrático. Y solo puede suceder desde el sometimiento de todos a los estatutos del partido, que es algo de lo que nadie habla. En mi proyecto de estatutos, el candidato a la alcaldía requiere de la voluntad de lo que quiera el alcalde, del apoyo de los concejales del equipo de gobierno y del apoyo de la base del partido. Ese es mi modelo para elegir al candidato a la alcaldía. Mi modelo implica la suma de voluntades del alcalde, de los concejales y de las bases a través del comité electoral, marcado por el consenso de todos. El candidato tiene que ser de consenso y, o trabajamos en sintonía, o nos vamos todos y es el mensaje que quiero lanzar a todos los afiliados. Yo ofrezco esa sintonía y ese diálogo para que, entre todos, podamos escoger al mejor candidato que nos pueda llevar a la victoria electoral. Me consta que ese consenso no existe actualmente. Lo que sí tengo y está claro es que nunca podría trabajar con alguien en quien no confíe.

¿Rubén Raedo tiene un candidato a la alcaldía?

Hoy en día el alcalde de Arroyo es José Manuel Barrio.

¿Habrá 21 concejales en las próximas elecciones?

Creo que no va a ser así porque para ello a 31 de diciembre de 2017 teníamos que haber superado la cifra de 20.000 empadronados. Como no va a ser el caso nos vamos a mantener a los 17 actuales.

¿Es optimista de cara las siguientes elecciones municipales?

Considero que el partido está en una fase de estancamiento. He percibido que la visión que se tiene de nosotros en el exterior es muy buena. Sin embargo, la masa social del partido quiere más. Soy optimista en el sentido que el presidente que salga de estas elecciones sea capaz de mover la masa social, de generar sintonía, y mayor entusiasmo, que se genera con mucha cercanía. Se necesitan más que abrazos. Para ganar unas elecciones y convencer a todo el mundo se necesita un liderazgo que sea mediático, representativo, que tenga proyecto y que ese proyecto tenga criterios y la persona elegida sepa cómo ejecutarlos. De poco sirve escuchar si no se sabe qué hacer con lo escuchado.

El éxito de IPAE dependerá de la capacidad del partido en parecerse la sociedad. Hoy en día las preocupaciones de los vecinos de Arroyo tienen mucho más que ver con el transporte, con la calidad de los servicios, con muchas cosas que van a depender de cómo seamos capaces de gestionar las competencias que nos van a venir cuando seamos más de 20.000 habitantes. Ahí dejaremos de estar bajo los brazos protectores de la Diputación y pasaremos a estar bajo un nuevo régimen de competencia, el de la comunidad autónoma. Eso requiere de mucha política. Por tanto, el partido necesita ser dirigido por políticos y la persona elegida debe tener un perfil político. Esto ya no es un pueblo. Si IPAE se parece a lo que era Arroyo cuando tenía 5.000 habitantes estará condenado a desaparecer. Si se parece al Arroyo moderno y competitivo, al de RÍO Shopping, al de las empresas que miran para venir a instalarse en nuestro suelo, a la gente joven de todos los sectores y de todos los barrios, nuestro éxito será total.

¿Cuenta con el PP para el futuro?

Cuento con mis afiliados y cuento con IPAE. A partir de ahí cuento con todos. Por supuesto siempre será más fácil, en caso que fuera necesario, pactar con quien ya tenemos muy buena dinámica que con quien nos ha negado el diálogo, pero en principio cuento con todos. Lo que todos tenemos que tener claro es que este municipio tiene que seguir siendo el Arroyo puntero del que todos nos sentimos orgullosos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos