Arroyo estrenará en 2018 otras 23 aulas de Infantil y Primaria y el instituto

El Consejero de Educación, Fernando Rey, y el alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, visitaron las aulas del recien estrenado colegio. /Jota de la Fuente
El Consejero de Educación, Fernando Rey, y el alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio, visitaron las aulas del recien estrenado colegio. / Jota de la Fuente

El quinto colegio de la localidad ya cuenta con los primeros 102 alumnos, mientras se ultiman las obras del segundo bloque del centro escolar

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El pasado lunes, día 11 de septiembre, 102 niños de Arroyo acudieron por primera vez a su nuevo colegio, el quinto del municipio, aún sin nombre. Acuden a las aulas totalmente habilitadas y terminadas en el primer bloque del edificio, que avanza en su construcción hasta culminar la obra que albergue muchos más alumnos. Tres clases de infantil y una mixta de primero y segundo de primaria son las que ya están activas. Desde septiembre próximo, tendrá cabida para 675 alumnos distribuidos en 27 aulas, que es la capacidad del colegio que ayer por la mañana inauguró el Consejero de Educación, Fernando Rey, acompañado por el alcalde del municipio, José Manuel Barrio, Pablo Trillo, concejales de Arroyo, autoridades de Educación de la Junta, y Estela Sobrino, Directora del colegio.

La Consejería de Educación ha invertido un total de 6.647.504 euros en la obra de construcción del nuevo Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) en Arroyo de la Encomienda. Esta localidad escolariza a sus alumnos en los colegios de Educación Infantil y Primaria ‘Raimundo de Blas’, ‘Kántic@-Arroyo’, ‘Elvira Lindo’ y ‘Margarita Salas’. Estos centros han experimentado en los últimos años, un incremento de matrícula de la población escolar, especialmente significativo en Infantil, superando en los últimos colegios inaugurados de ‘Kántic@-Arroyo’ y ‘Elvira Lindo’ al alumnado de Primaria. Por ello, la Consejería de Educación ha considerado precisa la construcción de un quinto colegio en esta localidad de línea 3, dado que los actuales no disponen de espacios suficientes para acoger en óptimas condiciones al alumnado de la localidad.

La comitiva en el pasillo de acceso al V colegio de Arroyo.
La comitiva en el pasillo de acceso al V colegio de Arroyo. / Jota de la Fuente

José Manuel Barrio, alcalde de Arroyo, reconoció «que se haya cumplido la palabra del Consejero de Educación, algo que nunca dudé y a este alcalde no le cabía ninguna duda. Es una infraestructura muy necesaria en Arroyo, que tiene una población muy joven, la mayoría menor de 40 años y solo un 3´5% de mayores de 60 años. El quinto colegio permite que los niños de Arroyo no se tengan que ir de aquí al colegio». La siguiente infraestructura educativa de Arroyo será el ansiado y necesario instituto. «La Junta ha licitado la obra. El día 1 de septiembre de 2015 el Consejero me dijo que íbamos a hacer un instituto en Arroyo y el día 1 de septiembre de 2019, si no hay ningún problema inesperado, el instituto de Arroyo abrirá sus puertas», remató el alcalde José Manuel Barrio.

Estela Sobrino, directora del quinto colegio de Arroyo quiso decir que «estamos muy contentos. Las expectativas de los padres y del municipio se han cumplido. Los materiales y la innovación son punteros y tenemos la última tecnología que se puede poner a disposición de los niños y los docentes. La obra continua en la segunda fase del edificio. Las aulas que estamos utilizando están completamente terminadas y útiles para el uso. Las obras continúan al lado, pero nosotros no tenemos ningún acceso a esa zona y no interrumpe en absoluto la marcha normal del curso, de las aulas y de los niños», concluyó la directora del Colegio V de Arroyo.

Durante el acto de inauguración, el titular de Educación, Fernando Rey, ha destacado este centro como uno de los dos -junto con el CEIP de Villares de la Reina, en Salamanca- al que ya acuden los escolares desde el inicio de curso. Asimismo, Rey ha subrayado que se está mejorando la inversión en infraestructura y equipamiento educativo y que «a lo largo del 2017-2018 se destinarán más de 20,6 millones de euros a obra nueva, lo que supone un aumento de más de 15 respecto al pasado curso». Además, en este año se finalizará también el CEIP de La Adrada, en la provincia de Ávila.

Fernando Rey conversó con las tutoras de infantil.
Fernando Rey conversó con las tutoras de infantil. / Jota de la Fuente

El Consejero quiso destacar la importancia de la inauguración del colegio de Arroyo, dado que «en la anterior legislatura no pudimos hacer ninguna infraestructura. Nos pusimos en marcha con la tímida recuperación económica y podemos ir abriendo centros escolares en municipios especialmente singulares, como es el caso de Arroyo. Quiero agradecer especialmente al alcalde de Arroyo, que es uno de los mejores profesores de la Universidad de Valladolid y buen amigo. Tenemos cierta complicidad, nuestro diálogo es muy ágil y la disposición es estupenda. El colegio es una preciosidad y la parcela es extraordinaria. Es importante que los alumnos estén en aulas a la vanguardia y que no solo sea bonito por fuera, sino que por dentro sean centros a la vanguardia y que sus contenidos y métodos de trabajo empleen la innovación».

Características del nuevo CEIP: centro BITS

El proyecto consiste en la construcción de un nuevo Colegio de Educación Infantil y Primaria, de 9+18 unidades, que se está llevando a cabo en una parcela de 14.786 metros cuadrados de superficie, en la Avenida de Colón, junto a la rotonda de acceso a la VA-30. El centro constará de 27 unidades, tendrá un edificio de dos plantas con una superficie útil de 4.574,62 metros cuadrados con una zona docente en la que se situarán nueve aulas de Infantil, 18 aulas de Primaria, un aula de Música y Audiovisuales, un aula de Informática, un aula de Idiomas, una sala de usos múltiples, seis aulas de pequeño grupo, la biblioteca, los aseos y el gimnasio. Asimismo, en la zona de administración se dispondrán los despachos de dirección, jefatura de estudios, secretaría, conserjería, sala de visitas y sala de profesores, entre otros espacios. Además, la nueva infraestructura educativa también albergará los servicios comunes -cuarto de telecomunicaciones, limpieza, almacén, calefacción, electricidad, etc.-, un comedor y una cocina. Finalmente, en el exterior del edificio se construirán una zona de juegos y dos pistas polideportivas.

La obra cuenta con un presupuesto de ejecución material de 4.255.318 euros, si bien la inversión total de la construcción de este nuevo CEIP superará los seis millones de euros, incluyendo el presupuesto de licitación de la obra, la redacción del proyecto, la dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud de la obra y el equipamiento. A esta cantidad hay que añadir más de 800.000 euros, 150.000 euros para Valladolid, dirigidos a la rehabilitación de centros educativos del ámbito rural mediante convenios con las diputaciones provinciales.

Además, este CEIP pasará a engrosar las filas de los denominados centros BITS (Bilingüismo, Inclusividad, Tecnología y Seguridad), los más innovadores de la Comunidad y cuyos ejes fundamentales son el bilingüismo, la inclusión, las tecnologías de la información y la comunicación al servicio de la pedagogía, así como la convivencia y seguridad. El centro, con la colaboración y acompañamiento de la Consejería de Educación, pondrá en marcha un proyecto educativo de marcado carácter innovador acorde con la una educación a la vanguardia que pondrá el acento en los aprendizajes del alumnado necesarios en el siglo XXI.

Comedor del colegio.
Comedor del colegio. / Jota de la Fuente

El plazo de ejecución previsto para la obra es de 18 meses y se desarrollará en dos fases con el fin de dar respuesta a las urgentes necesidades de escolarización en la zona. Así, parte del edificio se ha entregado al uso mientras continúa la construcción del resto. La primera fase, que ha tenido una duración de ocho meses, comprende la construcción de las unidades de Infantil, cuya puesta en funcionamiento ha coincidido con el inicio del curso escolar 2017-2018; y la segunda, de diez meses, consiste en la construcción de las 18 unidades de Primaria y se estima que se pondrá en funcionamiento en el curso 2018-2019.

En Arroyo también ha aumentado las necesidades de escolarización en las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, actualmente cubiertas en parte por el IES ‘José Luis Jiménez Lozano’ de Valladolid, cuyas instalaciones se encuentran al límite de su capacidad. Por ello, en este curso se comenzará la construcción de un nuevo IESO en la localidad. La Administración educativa autonómica estima que el alumnado que acudirá a las aulas de este nuevo centro, y que dejaría de asistir a varios IES de Valladolid, es en torno a 50 alumnos para 1º de ESO -dos unidades- que actualmente están matriculados en el IES ‘Antonio Tovar’; en torno a 24 alumnos para 1º de ESO -una unidad- del IES ‘Julián Marías’; 53 alumnos para 1º de ESO -dos unidades- del IES ‘José Jiménez Lozano’; y, finalmente, 27 alumnos de 1º de ESO dispersos entre varios centros.

Nuevo IESO en Arroyo de la Encomienda

Arroyo demanda a gritos un instituto, ya aprobado por la Junta, donde dar cabida a los niños de los cinco colegios. La construcción del nuevo IESO -de cuatro líneas con 16 unidades- se llevará a cabo en una parcela de 15.958 metros cuadrados de superficie, ubicada en la Avenida de la Aranzana, nº 7, de Arroyo de la Encomienda.

La edificación proyectada consiste en un edificio de tres plantas con una superficie útil de 4.348 metros cuadrados y contará con los siguientes espacios: una zona docente, con 16 aulas polivalentes, cuatro aulas de Diversificación, dos aulas de Música y Audiovisuales, dos aulas de Informática, dos aulas de Educación Plástica y Visual, dos aulas taller de Tecnología, dos laboratorios, una sala de usos múltiples, biblioteca, aseos y gimnasio; una zona de administración, donde se hallan el despacho de dirección, jefatura de estudios, secretaría, conserjería, sala de visitas, salas de profesores, etc.; y los servicios comunes, como cafetería, cuarto de telecomunicaciones, limpieza, almacén, calefacción, electricidad, etc. El programa también incluye la construcción de espacios exteriores con zona de juegos, dos pistas polideportivas y aparcamiento. El instituto abrirá sus puertas para el curso 2018-19.

El Consejero Fernando Rey no descartó que, en el futuro, el quinto colegio inaugurado ayer en Arroyo pase en el futuro a ser transformado en instituto. Arroyo tiene cinco colegios. Tendrá un instituto en el inicio de dos cursos escolares más. La lógica evolución demográfica indica que harán falta plazas de instituto. Llegado ese momento «se verá lo que procede. Tendríamos que verlo. Sin analizar la evolución demográfica no nos hubiéramos metido en esta aventura con los recortes presupuestarios que tenemos. En Arroyo hay un sunami demográfico que habrá que ver cuál es su evolución», matizó el Consejero Fernando Rey.

La inversión total prevista de la obra de construcción de este nuevo centro se estima alrededor de 6.420.350 euros, incluyendo el presupuesto de ejecución de obra -5.778.864 euros-, redacción y dirección –390.700 euros-, estudio acústico -786 euros- y el equipamiento -250.000 euros-.

«El sistema educativo de Castilla y León es completamente seguro»

El Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, acudió ayer por la mañana a inaugurar el quinto colegio de Arroyo de la Encomienda. Unas horas antes, el Procurador del Común se había pronunciado al respecto de la implicación y responsabilidad de la Junta en un caso de acoso escolar sufrido por un niño de un colegio concertado de León. Rey quiso salir al paso mostrando «que siempre acatamos lo que dice el Procurador, que para nosotros es Ley y lo cumpliremos. El caso atiende una queja individual en el colegio San José de León, de los Maristas. Decir que la Junta protege menos a los alumnos de los colegios concertados respecto a los de los públicos es decir mucho. No hay que generalizar».

«Las aulas de Castilla y León son seguras, y así lo dice el último informe PISA, que indica que Castilla y León tiene las aulas más seguras de España y somos el tercer país de Europa en este sentido. En cuanto el inspector tuvo conocimiento de este problema actuó y abrió expediente. Aseguro que controlamos la seguridad de todos los colegios de la región».

El hecho de que el caso se haya producido en un colegio concertado no implica que sea una cuestión a ocultar. «Hay casos de bullying especialmente graves. En general no hay índice alto de casos. Puede ocurrir que, tanto en colegios concertados como públicos, tengan la tentación de minimizar estos casos inicialmente porque es una verdad incómoda. Los colegios tienen una sana competición por la calidad educativa y atraer alumnos y esto es algo que no se puede poner en el haber del colegio, sino que va al debe. Una vez superado ese reflejo inicial, nosotros queremos que floren todos los casos de acoso, con los coordinadores de convivencia, poniendo en marcha inmediatamente el protocolo, con el equipo directivo, la comisión de convivencia, el inspector, y la dirección provincial. Debo analizar el caso, pero acataremos lo que dicte el procurador del Común. La junta tiene 310.000 escolares y nos señalan un caso. Hay instrucciones claras de evitar actitudes complacientes y aplicar el protocolo que funciona perfectamente». Con carácter general, decir a los padres que estamos en un sistema seguro y que deben seguir confiando plenamente en él», concluyó Fernando Rey.

Otras obras para el 2018

Así, entre las obras que se finalizarán en 2018 destacan el Centro de Educación Especial (CEE) ‘Covaresa’ de Valladolid y el CEIP de Valverde del Majano, en Segovia y el CEIP ‘Miguel Delibes’ en Aldeamayor de San Martín, de Valladolid. Además, Educación trabajará en nuevas infraestructuras este curso como el nuevo Instituto de Enseñanza Secundaria Obligatoria (IESO), en Arroyo de la Encomienda, en Valladolid; el Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘San Lorenzo’ de Segovia; el IESO de La Cistérniga, en Valladolid; y los CEIP de ‘Los Adiles’ de Villaobispo de las Regueras, en León, ‘Gerardo Diego’ de Golmayo, en Soria y ‘Antonio Machado’ de Burgos, entre otros. También hay nuevos expedientes de obra nueva pendientes de tramitación como los correspondientes a los conservatorios de Música de León y Zamora, la Escuela de Arte de Valladolid y el CEIP de Villímar, en Burgos.

Por otro lado, el titular de Educación ha destacado la inversión en obras de reforma, mejora y sustitución (RMS) realizada este verano por un importe de más de 11 millones de euros, 2.011.934 euros en los centros de Valladolid. Esta inversión ha permitido realizar 387 actuaciones de reforma, mejora y rehabilitación centros educativos en el conjunto de Castilla y León, lo que supone en torno a un 36,68 % del total -54 en la provincia de Valladolid-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos