Las Águedas de Arroyo celebran la festividad con misa, procesión y una comida de hermandad

Procesión de Santa Águeda por las calles de La Flecha. /Jota de la Fuente
Procesión de Santa Águeda por las calles de La Flecha. / Jota de la Fuente

El alcalde José Manuel Barrio cedió su bastón de mando a la Águeda mayor a las 13:30 horas en el Ayuntamiento, donde bailaron jotas y comieron pastas.

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

Arroyo de la Encomienda se sumó un año más a la tradicional festividad de las Águedas, una fiesta muy popular en la provincia de Valladolid y en muchos lugares de Castilla y León, celebrando varias decenas de mujeres del municipio la fiesta durante la mañana de hoy por las calles de La Flecha.

Águedas en Arroyo de la Encomienda

Aunque el intenso frío polar reinante desde hace días hacía temer que hubiera una menor participación y que fueran muchas las mujeres que no se animaran a vestir el traje tradicional castellano, finalmente las mujeres del municipio celebraron esta festividad en Arroyo, donde la fiesta se inicia con una misa a las 12:00 horas en la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes de la Flecha en honor a Santa Águeda, a cargo del párroco, Don Jesús García Gallo, que presidió la posterior procesión, a cuyo fin las mujeres comieron el pan y las uvas tras devolver a la santa al altar.

Después, ataviadas con trajes regionales unas, y con sus mejores galas otras, salieron en procesión por las calles de la Flecha -este año volvieron a realizar un recorrido más corto, al igual que el año pasado, debido a las bajas temperaturas- hasta llegar al ayuntamiento, donde la Águeda Mayor, Lucía Gómez, que ha sido nombrada alcaldesa por sus compañeras, reclamó el bastón de mando al alcalde y las mujeres se convierten en la máxima autoridad.

José Manuel Barrio cedió su bastón a las mujeres arroyanas y después, como suele ser habitual, las Águedas ofrecieron chupito sin alcohol y pastas a los miembros de la corporación; y para celebrar «que hoy mandan las mujeres» bailaron unas jotas en la puerta del Ayuntamiento con todo aquel que deseó acompañarlas. Acompañaron al alcalde varios concejales, como Mar Redondo, Beatriz Fraile, Carmen Illana o Margarita Santos.

Después compartieron mesa y mantel en un restaurante de la localidad, terminando con una larga sobremesa, porque tal y como han comentado «hoy se quedan en casa los hombres».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos